28.5.14

El jardín de medianoche

Mi ejemplar en mi jardín
Por culpa del dichoso sarampión de su hermano, Tom se ve obligado a pasar las vacaciones de verano en casa de sus tíos. Allí se aburre soberanamente, pues no hay nada que hacer. Hasta que una noche el reloj del portal da las trece y todo cambia. Al otro lado de la puerta, Tom descubre un fantástico jardín que antes no estaba ahí. Y, entre los árboles, aparecen tres chicos y una niña. ¿Fantasmas? ¿O quizás el fantasma es él?

Hace muchos años, cuando era pequeña, vi algunos episodios de una serie de televisión inglesa en la que un niño viajaba a otra época cuando un reloj de pie tocaba las trece. Con el paso del tiempo aquellas imágenes seguían en mi cabeza, pues nunca me han dejado de fascinar las historias de viajes en el tiempo, portales a otras épocas, realidades paralelas... Y comencé a investigar. Resultó que la serie era de la BBC, de 1989, Tom's Midnight Garden, ¡y estaba basada en un libro! Así que me hice con la bonita edición que Siruela tiene dentro de una colección estupenda, Las tres edades. 

Comencé a leerlo el año pasado, pero lo dejé a medias porque se interpusieron otros libros y no lo retomé
Antigua edición inglesa
hasta hace unos meses. En todo momento la lectura fue muy agradable y las páginas pasaban solas mientras viajaba en metro. Recuerdo que uno de esos días, mientras me dirigía a dar clase, un niño de unos nueve o diez años entró en el vagón subido a un patinete, sujetando el estuche de lo que parecía un violín. Iba vestido con una camiseta de manga corta a pesar de ser invierno, como si llegara de clase de gimnasia. Se colocó a mi lado, junto a la puerta, porque no había más espacio, y le echó un vistazo a mi libro sin ningún disimulo. Estaba leyendo la contracubierta y parecía tan interesado que me entraron incluso ganas de hablar con él, pero llegamos a nuestro destino y ambos salimos entre la multitud de camino a las escaleras mecánicas. A lo lejos, le vi sosteniendo su monopatín y yo desaparecía en la calle.


Pearce, Philippa. El jardín de medianoche (Tom's Midnight Garden, 1958). Siruela: Madrid, 2011. Traducción de Amalia Bermejo y Féliz Marcos Bermejo.


Podéis leer un fragmento en este enlace por cortesía de la editorial.

11.5.14

La traducción del género fantástico

Esta segunda sesión del ciclo Charla entre traductoras decidí dedicarla a la traducción del género fantástico desde la perspectiva de tres perfiles profesionales diferentes:

Maia Figueroa Evans, traductora de Magia para lectores, se dedica a la traducción editorial de todo tipo de textos desde 2008 y es co-directora de una empresa de formación online para traductores e intérpretes, con base en Reino Unido. 

Gemma Rovira Ortega lleva más de doscientos títulos traducidos y aunque no le gusta encasillarse en ningún género en concreto, sí es cierto que ha trabajado muchos textos fantásticos. Se la conoce principalmente por traducir la trilogía Crónica del asesino de reyes, cuyo primer título, El nombre del viento, se ganó miles de seguidores en todo el mundo; y los últimos libros de la serie de Harry Potter, a partir del quinto volumen.

Noemí Risco Mateo, traductora literaria desde 2005, especializada en fantasía, terror y ciencia ficción. Aunque si paseas por mi Laberinto de Ideas desde hace tiempo, no creo que necesites leer esto. En cualquier caso, puedes consultar qué libros he traducido en la pestaña Mis traducciones.


Algunas de mis preguntas generales dirigidas a las dos invitadas fueron: ¿Qué pensáis del género fantástico y de su situación actual en España? Cuando os han propuesto traducir una novela fantástica, ¿cuál ha sido vuestra reacción? ¿Qué ventajas o desventajas creéis que tiene frente a otros géneros? ¿Normalmente participáis en la decisión del título en castellano del libro o depende de la editorial con la que trabajéis?

El año pasado descubrí Magia para lectores de Kelly Link gracias a una cita de Mecánico Unicornio y tras pedir unas cuantas opiniones, decidí leérmelo ya que todo el mundo decía que era muy original esta antología de relatos e iba a gustarme. No se equivocaban. Es realmente distinta a cualquier cosa que haya leído antes y aunque no todos los cuentos me interesaron, sí hubo unos cuantos fascinantes. Mi preferido fue Viaje con la reina de las nieves, lleno de referencias a cuentos populares; pero también son estupendos El bolso de las fadas y Piel de gato

Al tenerlo tan reciente, quise hacerle a Maia algunas preguntas específicas sobre la traducción de Magia para lectores, como esa buena solución de fada/hada para faery/fairy. 

Lo llamé el bolso de las fadas porque una vez puse «fada» en el tablero de Scrabble. Zofia dijo que se escribía con hache, no con efe; lo buscó en el diccionario y perdió un turno.
Aquí podéis leer este relato en inglés.

Me había contado en una reunión previa que suele leer siempre los originales enteros antes de empezar a traducir y me interesaba su opinión como lectora, más aún cuando no suele leer por ocio este género. Incluso a los que estamos habituados a él, por ejemplo, el primer relato puede llegar a desconcertar bastante. 

Para Gemma, por supuesto, tenía la clásica pregunta que siempre les hacen a todos los traductores de Harry Potter, dado que por esta serie han pasado cuatro: ¿Te facilitaron un glosario con todas las palabras que aparecían ya en los libros anteriores? Pero recientemente había leído una crítica a Harry Potter y las reliquias de la muerte donde decían que la traducción había suavizado determinadas frases. ¿Había sido decisión suya o seguía instrucciones de la editorial? ¿Nos piden a veces suavizar el lenguaje en los textos que traducimos o incluso mejorarlos?
Pero muchos de los presentes eran fans de Patrick Rothfuss y parte de la charla se centró en la traducción de la famosa trilogía del autor. Entre un gran número de buenas anécdotas, destacó principalmente lo mucho que se implica el escritor en la traducción de su obra, tanto que hasta ha creado un foro para que puedan consultarle cualquier duda los traductores a las distintas lenguas. 

Foto de Nieves Gamonal. ¡Gracias!
Más tarde cedimos la palabra al público para que nos hiciera preguntas, pero no pudieron ser muchas porque habíamos sobrepasado un poco la hora. De todas formas, me parecieron muy buenas y agradecemos mucho vuestro interés en nuestra profesión.

¡Cerca de 60 personas se acercaron a vernos! No solamente compañeros traductores, sino también gente que nos sigue por Facebook, Twitter, lectores de nuestras traducciones, fans de Kvothe... Un éxito rotundo.

Gracias en especial a la librería Gigamesh, por ceder el espacio. El trato fue excelente y la sala Paco Porrúa estaba perfectamente preparada. Os agradeceré eternamente el agua.
Gracias a las traductoras invitadas por acceder a participar en este ciclo. 
Y gracias a todos los que os acercasteis a escucharnos. 
¡Hasta la próxima!


4.5.14

La traducción de Fulminada

Estadísticamente, la probabilidad de que te caiga un rayo es de uno entre más de medio millón. Pero a sus diecisiete años, Mia es la excepción a la norma: las tormentas siempre parecen perseguirla. Tras un trágico accidente, su familia se traslada a California, el lugar más soleado de Estados Unidos. Un año después, un terremoto sacude Los Ángeles y sólo una enorme torre se salva de convertirse en escombros. Entonces el caos se apodera de la ciudad: hay un mercado negro de medicamentos y la gente empieza a seguir con fervor a un fascinante profeta que anunció el terremoto.
«Me llamo Mia Price y soy adicta a los rayos».

Justo el día en que comencé la traducción de esta novela había temporal en mi ciudad y es que, como a la protagonista, parece que me sigan las tormentas. ¿Os habéis fijado que llevo ya a la espalda unas cuantas traducidas? 

La historia de Mia, en particular, me pareció muy fresca. Tiene un ritmo rápido y la trama se narra de tal manera que, en ocasiones, casi parece que estemos viendo una película, tal vez porque Jennifer Bosworth es, además de escritora, guionista y productora de cine, y se ha dejado llevar por el estilo del séptimo arte. 

Noria de Santa Mónica en un atardecer de tormenta
Tras la dedicatoria a Ryan, su marido, nos encontramos con el estribillo de la famosa canción de Albert Hammond, It Never Rains in Southern California, que me vi tentada a no traducir, pero tiene tantísimo que ver con la historia que no podía dejar que aquellos que no conocen bien el inglés se la perdieran; así que allí estaba yo, traduciendo esa estrofa como antiguamente aparecían las canciones en los discos de los setenta, vaya, de cuando es este tema. 


Mia y su hermano deben volver al instituto porque es la única manera de conseguir comida, ya que las tiendas han sido saqueadas y los accesos a la ciudad están bloqueados. Los alumnos que asistan a clase recibirán cada día una ración. Pero eso implica dejar a su madre sola, que ha quedado mentalmente trastornada por la terrible experiencia vivida durante el terremoto y se pasa las horas delante del televisor viendo al Profeta, un charlatán religioso en el que se refugian cientos de personas en busca de consuelo.

Aunque los discursos del Profeta puedan resultar pesados, sin duda la autora pretende una clara crítica a la religión, a los grupos sectarios, que conoce de cerca. Es interesante el contraste entre los vestidos de blanco, supuestamente conectados con Dios, y los que visten de oscuro, el Círculo de los Buscadores. ¿QUÉ LADO VAS A ESCOGER?, como pone en las escaleras del instituto Skyline. 

Por otra parte, tenemos toda la gente que ha quedado sin hogar, los desplazados y aquellos que viven en Villa Tienda, una extensa zona de chabolas montada en las playas de Venice y Santa Mónica al quedar destruidos veinticinco kilómetros cuadrados de la ciudad, lo que a partir de entonces se conoció como los Residuos, un área devastada a la que van los caminantes, el nombre que reciben los jóvenes que acuden a unas fiestas clandestinas que van cambiando de lugar entre las ruinas.

¿Un drama sin elementos sobrenaturales? Me falta mencionar los sueños premonitorios, el control mental, una antigua baraja de tarot, el contacto con una adivina... Sin embargo, no quisiera revelar mucho más de la historia para que podáis descubrirla vosotros mismos. Si no habéis sentido ya unas ganas incontrolables de ir a la librería, creo que no podréis resistiros después de ver el booktrailer:


Unas palabras de Jennifer Bosworth para presentar esta novela con imágenes que no aparecen en el trailer:
Struck Book Trailer Featurette from Ryan Bosworth on Vimeo.

Aquí puedes descargar las primeras páginas por cortesía de la editorial.

Como siempre, recogí una lista de canciones relacionadas con el libro, pero Spotify me la borró a finales del año pasado y a pesar de escribir a la página varios emails reclamándola, no conseguí recuperarla. Una pena porque había muy buenas canciones. Os dejo la lista de las pocas que guardó mi memoria:

Struck by Noemi on Grooveshark

Bosworth, Jennifer. Fulminada (Struck, 2012). Nocturna Ediciomes: Madrid, 2014. Traducción de Noemí Risco Mateo. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...