21.5.17

El trastorno de personalidad del agente Cooper

Hace un par de años, realicé un estudio sobre la traducción para el doblaje de Twin Peaks, puesto que, como en la primera temporada de Las chicas Gilmore, había detectado bastantes errores graves. En este artículo que escribí para la revista Supersonic (número 7, abril, 2017) no aparece el estudio íntegro, por supuesto, sino que me centro en si una traducción puede llegar a cambiar la personalidad de un personaje. Tengo la esperanza de que en esta tercera temporada, despues de 27 años, hayan hecho un mejor trabajo, pero ¿seguiremos contando con el doblador Javier Dotú para nuestro querido Dale?

La traducción de Twin Peaks
o
El trastorno de personalidad del agente Cooper


La traducción para el doblaje de películas o series de televisión, a diferencia de la traducción de novelas o relatos, cuenta con imágenes y sonido además de texto. Si bien es cierto que el actor que pondrá la voz en español influirá en el concepto que tendremos del personaje gracias al timbre, la entonación e incluso el acento si lo tiene, este no dejará de estar interpretando las frases de un guión que previamente se ha traducido. Entonces ¿la traducción define al personaje? De hecho, es tan importante para su descripción que hasta puede provocarle un cambio en la personalidad, como le ocurre a Dale Cooper en la serie Twin Peaks y no precisamente porque le haya poseído un espíritu.

Desde el episodio piloto, en el doblaje al español nos encontramos con un protagonista un tanto más formal, más serio en contraposición con el Cooper en versión original, quien incluso nos da la sensación de ser más joven al utilizar expresiones coloquiales con más frecuencia y alguna palabra malsonante en medio de esa buena educación y formalidad que también le caracteriza en VO.
Uno de los problemas a los que nos enfrentamos los traductores de inglés es el uso del tú o del usted en español frente al you, pero suele quedar claro por el contexto qué debemos elegir. Sí es correcto que al llegar al pueblo se dirija al sheriff Truman de usted dado que es la primera vez que lo ve y la situación es estrictamente cordial. Sin embargo, conforme transcurren los días, su relación se va estrechando hasta llegar a ser íntimos amigos y desde el momento en que le llama «Harry» o le pellizca la nariz, ese «usted» está fuera de lugar.

Gordon, otro agente del FBI interpretado por el mismo David Lynch, en inglés siempre le llama Coop, lo que demuestra la confianza que tiene con él, pero en español se dirige a Cooper de usted y no le llama «Cupi» (como pronuncian en el doblaje el Coop en VO que sí usan otros de sus compañeros, Albert o Denise). Respecto a Diane, en cambio, no queda tan definido, porque a pesar de que también tienen una relación cercana, al no ver ni oír nunca a su supuesta secretaria, no sabemos si se trata de una señora mayor y el «usted» podría estar justificado. En tal caso, nos quedaremos también sin verla en la tercera temporada porque ya se habrá jubilado.

Otra cuestión es la eliminación de palabras o expresiones características del personaje. Todos conocemos la fascinación del agente Cooper por el café y las tartas. En su famosa frase This is —Excuse me— a DAMN fine cup of coffee, Cooper enfatiza lo bueno que está el café con ese damn y por eso pide disculpas a la camarera, porque en inglés dicha palabra suena mal a las personas educadas. No obstante, cuando oímos el doblaje no sabemos muy bien por qué pide perdón, ya que no hay ninguna palabra «fea» por ninguna parte: Esto es (perdone) uno de los mejores cafés que he tomado. Mi propuesta habría sido, Perdone la expresión, pero este café es la hostia, y ya habríamos visto luego cómo lo arreglábamos con el ajustador.

De todas formas, damn no es la única expresión que repite el agente Cooper a lo largo de la serie. Otra de sus favoritas es holy smokes, pero en el doblaje la traducen cada vez por una opción distinta, «madre mía», «Dios santo»… Aunque tal vez habría sido más acertado un «¡Dios bendito!» por ese aire anticuado que le gusta poner a Coop en sus frases, lo que se vuelven a cargar cuando brinda por Laura y dice Godspeed! (¡Dios la bendiga!) y en español se queda en «Que nos espere».

Este último caso nos lleva a algo peor que la eliminación de palabras: la sustitución de información. No me refiero a errores de traducción evidentes como decir «vieja» para old lady cuando claramente se refiere a la «parienta» (la mujer de Leo, Shelly, tiene dieciocho años), mayor por «mayor» (cargo militar) en vez de «alcalde», o el despropósito «Gran Fábrica de Gas de Ed» para Big Ed’s Gas Farm. El traductor pasa a ser guionista cuando Truman dice que Hank jugaba bien al béisbol en vez de he was a Bookhouse boy (pertenecía al Bookhouse, lo que no tiene nada que ver con los deportes sino que es una sociedad secreta) o cuando Pete dice que «Catherine metió la pata porque tenía la regla» en vez de que «Catherine ayer se equivocó y punto» (Catherine yesterday was wrong. Period).


¿Qué pudo llevar al traductor a cambiar frases enteras? Tales decisiones casi resultan un expediente X, pero me gustaría creer que se debió a lo que el traductor y ajustador Lluís Comes nos explicó una vez en una charla en la universidad. Resulta que en los años ochenta y noventa muchas veces no facilitaban el guión en papel, sino que les daban una cinta de vídeo y tenían que sacarlo de oído, pero entonces oigo al doctor Jacoby diciendo «Vamos a dejar de hacer crucigramas» (Let’s cut that crap, huh?) y se me desmorona la teoría.

Al haber tantos errores, ¿deberían tener que volver a realizar la traducción para un nuevo doblaje como han hecho con películas como Los caballeros de la mesa cuadrada de los Monty Python? Personalmente creo que estropearían la magia de la serie para los que la llevamos viendo desde que se emitió por televisión hace más de veinticinco años, puesto que algunos de los actores de doblaje quizá se hayan retirado, pero tal vez sí les haría un favor a las nuevas generaciones de espectadores. Aunque… ¡qué demonios, que usen los subtítulos!

3.4.17

La traducción en el cine

Charla Entre Traductores es un ciclo de entrevistas a traductores literarios de renombre que creé en 2013 para dar a conocer mi profesión, pero esta séptima sesión, celebrada el pasado 18 de marzo, fue un poco distinta puesto que tuvimos como invitado a Quico Rovira-Beleta, ajustador y traductor audiovisual para el doblaje y subtítulos de películas.
No obstante, el cine y la literatura muchas veces van de la mano y aprovechamos la oportunidad para contrastar la traducción literaria y la audiovisual, más aún cuando el entrevistado tradujo la película Dentro del laberinto (Jim Henson, 1986) y la entrevistadora tradujo la novela basada en el guión de esa misma película (libro publicado por Nocturna en 2010). Además, hablamos de otros films con libro traducidos por él como El nombre de la rosa, La princesa prometida, Momo o Drácula de Bram Stoker, y repasamos otros títulos del cine como El chico de oro, Agárralo como puedas o Star Wars.

Algunas películas traducidas por Quico Rovira-Beleta de las que hablamos
Fue una charla de aproximadamente una hora, seguida de un turno de preguntas de lo más interesantes. En el siguiente vídeo, que amablemente grabó Erika Araya, podéis ver algunos de los mejores momentos. Espero que lo disfrutéis.


Muchas gracias a todos vuestra asistencia. 
Espero que os apuntéis a la próxima.

Asistentes a la actividad celebrada en El Cine, Barcelona

2.4.17

El soldadito de plomo

Como todos los años, en el Laberinto elegimos un cuento de Andersen en el aniversario de su nacimiento, que coincide con la celebración del Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil. Para 2017 nos quedamos con uno de los más conocidos, aunque no mi preferido, puesto que desde pequeña siempre lo encontré triste: El valiente soldadito de plomo o Den standhaftige tinsoldat en versión original, publicado por primera vez el 2 de octubre de 1838.

Nuestro protagonista iba en una caja con otros veinticuatro soldados, todos iguales, salvo él que se sostenía sólo sobre una pierna, pues había sido el último y no había habido suficiente plomo fundido para terminarlo. En la habitación del niño al que se lo han regalado también hay una bailarina que se sostiene con una sola pierna y el soldadito se enamora enseguida de ella. Pero un muñeco de una caja de sorpresas la toma con él y hace que se caiga por la ventana. En la calle, unos niños lo pondrán en un barquito de papel y comenzarán sus aventuras. Pero a pesar de tener la suerte de poder regresar junto a su amada por una serie de curiosas casualidades, ambos encontrarán un trágico final.

Fue el primer cuento de Andersen que no se basó en ninguna fuente
popular ni literaria, sino que se lo inventó el mismo escritor, y se dice que está inspirado en su propia relación con las mujeres. De esta historia existen múltiples adaptaciones, por no hablar de la cantidad de ediciones distintas en papel: dibujos animados, famosos ballets, musicales, películas para cine y televisión... y hasta tenemos un vídeo de Daft Punk, Instant Crush, que puede recordarnos un poco a la funesta historia de amor que nos relata Andersen.

7.3.17

Los buscadores de libros

Portada ilustrada por Fernando Vicente
Emily acaba de mudarse a San Francisco, donde vive el señor Griswold, dueño de una editorial, organizador de juegos literarios y creador de la comudidad online Buscadores de Libros, en  la que la chica es muy activa, el lugar perfecto para, como él mismo describe, «bibliófilos, amantes de los acertijos y cazadores de tesoros». Los usuarios esconden libros y otros deben encontrarlos siguiendo las pistas que facilitan mediante claves o códigos.
Pero un día alguien ataca a Griswold y el nuevo juego que estaba a punto de anunciar queda interrumpido. Emily se topará por accidente con El escarabajo de oro de Poe y empezará un trabajo de investigación digno de Sherlock Holmes.

Cuando me encargaron la traducción de este libro me comentaron que se trataba de una novela facilita para niños de once o doce años, pero me encontré desde el segundo capítulo con un verdadero reto para un traductor literario. La historia está llena de referencias literarias, como os podéis imaginar, claramente localizables si te gusta la literatura, pero lo difícil, o tal vez debería decir laborioso, fue trasladar las pistas al español. Por ejemplo, tuve que pasar el código de sustitución a nuestro idioma para el lenguaje secreto que se inventa Emily con James. ¡Realmente entretenido! Y terminé descifrando claves como los protagonistas de la narración.

Otro punto positivo que tuvo este trabajo fue pasearme por la ciudad de San Francisco. Cuando una novela describe con tanto detalle el lugar donde se desarrolla la acción, si existe de verdad, me gusta acompañar a los personajes por sus calles y así lo hice con Emily, James, Matthew y el señor Griswold por San Francisco: el Pier 39, el Ferry Building, la calle Lombard o la plaza Portsmouth. ¡Hasta entré con ellos en la famosa librería City Lights!

Una edición muy bonita, tapa dura con sobrecubierta ilustrada por el gran Fernando Vicente, y debajo el escarabajo de oro en grande estampado sobre geltex tal y como me informa el editor.

Chambliss Bertman, Jennifer. Los buscadores de libros (Book Scavengers, 2015). Destino: Barcelona, 2017. Traducción de Noemí Risco Mateo, 2016.

28.2.17

Atados al mundo

En marzo llega la segunda parte de la trilogía Atados, con dos nuevos protagonistas: Jubilee Chase, capitana de las fuerzas armadas, y Flynn Cormac, un Fianna, un rebelde de Avon.
Flynn entra en el bar habitual de los militares, Molly Malone, con el objetivo de conseguir información acerca de por qué su planeta, supuestamente terraformado, no se desarrolla, por qué su pueblo apenas tiene recursos y acceso a nada. Pero Flynn es pacifista, cree que ya han muerto demasiadas personas de ambos bandos y quiere hacer las cosas de un modo distinto a otros Fianna, lo que le llevará a huir de unos y de otros. ¿Hallará en Jubilee una aliada o será su ruina? Esta historia está ligada a Atados a las estrellas, pero ¿cómo?
Esta traducción fue más larga que la anterior y tal vez con más acción y menos detalles acerca de los susurros, pero aun así juegan un papel muy importante en lo que está sucediendo en Avon. Me resultaron especialmente interesantes los sueños que nos dejan entrever al principio de cada capítulo (como en el libro anterior nos ponían fragmentos del interrogatorio a Tarver Merendsen) y también me pareció curioso el origen irlandés de los nativos de Avon y lo presente que está esa cultura celta en todo el planeta.

«Las decisiones brotan con las hojas, el calor hace desaparecer el frío de la duda.»

Kaufman, Amie; Spooner, Meagan. Atados al mundo (This Shattered World, 2014). La Galera: Barcelona, 2017. Traducción de Noemí Risco Mateo.

20.2.17

Bid Time Return

Qué mejor manera de celebrar el nacimiento de Richard Matheson que recordando una de sus novelas preferidas: Bid Time Return (otro título que saca de otra gran obra, como pasaba en What Dreams May Come o Stir of Echoes. En este caso de Richard II, de Shakespeare), que más tarde se convertiría en Somewhere in Time.
Richard Collier, un guionista de televisión de treinta y seis años, al que le queda poco tiempo de vida por un tumor cerebral, decide emprender un viaje y escribir sobre esa experiencia antes de morir, pero durante su parada en San Diego se enamorará de una mujer que no es de esta época.
La versión cinematográfica con Christopher Reeve y Jane Seymour me encantó cuando la vi en los años ochenta, pero como suele ser habitual el libro da muchos más detalles y en este caso es más intenso. Collier en la película no estaba enfermo y era un personaje menos vehemente diría yo. En la novela de Matheson es un hombre muy obsesivo, probablemente agravado por el tumor y esos constantes dolores de cabeza. Su ansia por encontrar a la mujer que le ha fascinado en una fotografía le lleva a viajar en el tiempo, pero ¿es producto de su imaginación? ¿Se trata de pura sugestión? ¿Es causa directa del tumor cerebral? ¿O realmente ha conseguido trasladarse a 1896?


La nueva forma de viajar en el tiempo que platea Matheson es muy interesante, una especie de hipnosis a base de repetir el año y el contexto en el que te encuentras (en el film con su voz, en el libro escribiéndolo), un método que proponía J. B. Priestley en su libro Man and Time aunque él afirmaba que el viajero sólo era un mero espectador, porque para interactuar su mente debía ocupar el cuerpo de alguien perteneciente a ese año, lo que me recordó a Quantum Leap—, y también usó Jack Finney en su novela Time and Again cinco años antes. Estoy por probarlo y pasar unos días a finales de los setenta.

Matheson, Richard. Bid Time Return. Viking Press, 24 de febrero de 1975.

Si te gusta Matheson, no te pierdas la entrada sobre el homenaje que le hice en 2014, donde hablo de otras novelas suyas.

5.2.17

Alemanas de cuento

Los hermanos Grimm publicaron por primera vez sus Cuentos de la infancia y del hogar (Kinder und Hausmärchen) en 1812, una época en la que Alemania se encontraba dominada por Francia, y no sólo se opuso el país con su ejército sino que también hubo una resistencia por parte de los intelectuales. Fue entonces cuando surgió el Romanticismo y ese afán de recuperar el espíritu del pueblo alemán es lo que llevó a los hermanos Grimm a recopilar los cuentos que hasta entonces se habían transmitido sólo oralmente de generación en generación.
A pesar de que en un principio afirmaron haber transcrito los cuentos tal cual se los habían contado los campesinos, más tarde eliminaron escenas a petición de los lectores, a los que les resultaban los relatos demasiado crudos para leérselos a sus hijos, y añadieron sus propias ideas. Además, se demostró que no sólo habían consultado a la gente alemana del campo, sino también a familiares y amigos de clase media alta, lo que explicaría que incluyeran historias de origen francés (Caperucita-Perrault, s.XVII) e italiano (Cenicienta, La bella durmiente, Rapunzel-Basile, s.XVI).
Ilustración de Scott Gustafson

Para la charla que me encargó la jefa del Departamento de Alemán de la EOI Parla elegí algunos de los 200 cuentos de los Grimm con protagonistas femeninas, de origen puramente alemán. Entre ellos se encontraban El príncipe rana, Rumpelstilzchen, Blancanieves y los siete enanitos, o Hänsel y Gretel; pero también hablé de otros menos conocidos como La doncella Maleen, La pastora de ocas en la fuente, Frau Holle, Blancanieves y Rosaroja, y Del enebro.
Al ser la mayoría del público estudiantes de la Escuela Oficial de Idiomas, recomendé algunos cuentos adaptados para los que están empezando. También es buena idea una edición bilingüe e incluso los audiolibros pueden resultar interesantes para mejorar nuestra pronunciación y la comprensión oral.

Algunos de los alumnos de la EOI Parla leyendo un cuento en alemán
La sesión finalizó con la lectura del cuento Die Sterntaler por parte de los alumnos de la EOI, en el que una niña que apenas tiene nada va dándolo todo a otras personas y cuando está casi desnuda, sola, en el bosque, empieza a llover dinero del cielo. Como veis, también tenían cuentos bonitos, no todo era dominación de la mujer, sexo y violencia.
Y para aquellos que decidan hacer una viaje a Alemania, sabed que existe la Ruta de los Cuentos, llamada Deutsche Märchen Straße, ¡de 600 km, con más de 50 paradas!
Descárgate la imagen para poder ampliar el mapa y ver las paradas

Muchas gracias a la Escuela Oficial de Idiomas de Parla por invitarme a dar esta charla a sus alumnos y abrirla además al público, y a la Librería Alemana Auryn en Madrid por acoger esta actividad. No dejéis de visitarlos si estáis interesados en aprender el idioma. ¡Tienen mucho material!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...