19.10.17

El pequeño vampiro

¿Sabíais que Angela Sommer-Bodenburg sigue escribiendo historias sobre el pequeño vampiro? Yo lo ignoraba hasta que me encargaron traducir la última aventura de Anton: El pequeño vampiro y la gran pregunta. ¡No ha llovido nada desde que el primer libro salió publicado en 1979! Siempre es un placer traducir literatura alemana para niños, pero reencontrarme con un viejo amigo de la infancia fue una experiencia estupenda.

Los padres de Anton se han separado y el chico no lo lleva demasiado bien. Además, hace mucho tiempo que no ve a sus amigos vampiros, por lo que se alegra mucho cuando ve a Anna, la hermana de Rüdiger, que ahora es una vampira suprema. ¿Qué cambios conllevará el cargo para su amiga y en qué consiste esa gran pregunta que ha de hacerle?

Veinte son los libros que preceden a este último, por lo que tuve que mantener, por ejemplo, los apellidos de los personajes y dejarlos sin traducir como se había hecho desde el principio, pero para los que no sepáis alemán, cada apellido tiene un significado y precisamente en el capítulo «Todos los caminos llevan a Roma» por no haberlos traducido se pierde un poco la gracia, pero supongo que en Harry Potter debió de suceder lo mismo en algún momento. Me habría gustado ver la propuesta de la primera traductora que quiso traducir los nombres de los magos.

Creo que mi capítulo preferido ha sido «La biblioteca», en el que Anton tiene acceso a un montón de libros sobre vampiros y estoy segura de que en mi tierna juventud los habría anotado para luego ir a buscarlos y leerlos también; y es que Anton y mi yo adolescente teníamos el mismo gusto de lecturas. Me llamó especial atención La tierra más allá de los bosques, de E. Gerard, libro en el que Bram Stoker se basó para describir Rumanía en Drácula, pues el escritor nunca estuvo en ese país.

Y para terminar, me gustaría añadir que a pesar de haber leído alguno de los libros de la serie en el pasado, e incluso ver la serie de televisión en su día, me sorprendieron las reacciones de algunos personajes, que no recordaba tan oscuros. Me intriga vuestra opinión. Espero que si lo leéis como yo, después de tantos años, os paséis a comentarlo por el Laberinto.

Sommer-Bodenburg, Angela. El pequeño vampiro y la gran pregunta (Der  kleine Vampir und die Frage aller Fragen, 2015). Loqueleo. Santillana: Madrid, 2017. Traducción de Noemí Risco Mateo.

17.10.17

Atados a la luz

Esta semana llega el final de la trilogía Atados a las librerías. Casi quinientas páginas más de esta space opera tan emocionante.

En esta tercera parte los protagonistas son Sofía, que apareció como personaje secundario en Atados al mundo, y Gideon, del que no quiero revelar demasiado para que os sorprenda. No obstante, al acabarse ya la historia, nos reencontraremos con Lila, Tarver, Jubilee y Flynn. Y, por supuesto, ¡los susurros! De los que descubriremos muchas más cosas. Personalmente, era lo que estaba esperando. ¿No os intrigan estos seres?

Entre las curiosidades de la traducción están las múltiples referencias a Alicia en el País de las Maravillas, el libro preferido de Gideon, y, por otro lado, me encantaría tener la silla del pirata informático, que se acopla al cuerpo del usuario, ideal para los que pasamos muchas horas delante del ordenador. ¿Cuándo dicen que van a fabricarla? Porque la ciencia ficción termina muchas veces haciéndose realidad, ¿no? De ilusión también se vive.

Espero que lo disfrutéis y hasta aquí escribo, sin ánimo de destriparos la conclusión. De todas formas, invito a todo aquel que le apetezca a dejar un comentario en el Laberinto sobre qué os ha parecido la serie.

Kaufman, Amie; Spooner, Meagan. Atados a la luz (Their Fractured Light, 2015). La Galera: Barcelona, 2017. Traducción de Noemí Risco Mateo.

21.9.17

MATERIA OSCURA

Jason Dessen vive en Chicago, donde ha renunciado a sus grandes aspiraciones científicas para dar clases y centrarse en su familia. Una noche, tras asistir a la celebración en honor de un antiguo compañero galardonado con un importante premio de astrofísica, Jason se dirige a casa… y nunca llega. Un hombre oculto tras una máscara de geisha lo conduce a punta de pistola a una central eléctrica abandonada, donde le inyecta algo.

Cuando recobra la conciencia, unos desconocidos con trajes especiales lo reciben con las palabras «bienvenido de nuevo». Pero esta realidad no es la que conoce: su mujer no es la misma, su hijo no ha nacido y él ni siquiera es profesor.

¿Es este mundo un sueño? ¿O acaso lo era su vida anterior?

Por cortesía de Nocturna Ediciones, podéis leer aquí las primeras páginas.

En los últimos años, cada verano lo he pasado en una ciudad distinta gracias a un libro que me ha descrito tan bien sus calles, que junto a mis paseos por la red, he conseguido trasladarme allí mentalmente. En 2015 fue San Francisco por Los buscadores de libros y en 2016 fue Chicago gracias a Materia Oscura. Siempre he sabido identificar a esta ciudad por su metro elevado, conocido como EL, que por supuesto aquí aparece continuamente. También tenemos algunos de los rascacielos más importantes como la Torre Willis o la Water Tower Place, y, cómo no, el siempre presente lago Michigan.

Esta novela, que me encantó traducir por la teoría del multiverso y la posibilidad de la existencia de tantas realidades como decisiones tomemos, también me gustó por sus múltiples referencias literarias. Antes de empezar, nos encontramos con unos versos de T. S. Elliot, pertenecientes a su obra Cuatro Cuartetos, cuyo significado comprenderemos completamente tras la lectura del libro de Crouch. Pero también se cita a F. Scott Fitzgerald, a Mark Twain y «el dorado de Robert Frost que no puede permanecer».

Cada instante, cada aliento, contiene una elección —contesta—. Pero la vida es imperfecta. Tomamos malas decisiones. Así que terminamos viviendo en un estado de perpetuo arrepentimiento. ¿Y hay algo peor? Creé algo que podía erradicar el arrepentimiento. Que permitía encontrar mundos donde hubieras tomado la elección correcta.
—La vida no funciona así —replica (...)—. Vives con tus elecciones y aprendes. No engañas al sistema.

Durante la traducción, casualmente no dejaba de oír a gente o leer comentarios en las redes sociales sobre el deseo de viajar a otras realidades para vivir otras vidas distintas a las que han desarrollado, pero solemos olvidarnos de que esas otras realidades podrían convertirse en un infierno para nosotros. ¿Adónde nos lleva cada salto? Blake Crouch me hizo acordarme de la serie Sliders (Salto al infinito), pero la hipótesis de los universos paralelos está presente en infinidad de novelas y películas. Un gran tema —¿a qué sí?—, que además hace reflexionar muchísimo.

Crouch, Blake. Materia Oscura (Dark Matter, 2016). Nocturna Ediciones: Madrid, 2017. Colección Noches Negras. Traducción de Noemí Risco Mateo.

24.8.17

12 años dentro del laberinto

A finales de agosto de 2005 abrí este blog que todavía sigue en funcionamiento a pesar de que no lo actualice con tanta frecuencia y comparta espacio con la web de traductora y los avisos de tertulias y conferencias. Pero así es un laberinto de ideas, en constante movimiento y evolución.
Sabéis que cada año hago un sorteo de mis traducciones para celebrarlo, pero en esta ocasión, como falta tan poquito (tan sólo 23) para alcanzar los 1000 seguidores en la página de Facebook, he decido esperarme a la cifra redonda y así también poderos ofrecer en el sorteo alguna de mis novedades publicadas este otoño. ¿Qué os parece la idea? 
Muchas gracias a todos los que os seguís perdiendo por estos pasillos. Nos leemos.

18.8.17

Un abrazo para todos los barceloneses que pasean por el Laberinto.

29.6.17

En Carne de Videoclub

Clica en la imagen para oír el programa de radio
Carne de Videoclub dedica su episodio 85 a DENTRO DEL LABERINTO y me invita a su programa de radio online para charlar de la película y el libro. ¡No te lo pierdas! Interesante, ochentero y, sobre todo, muy divertido.

27.6.17

La traducción de mundos futuros


Los textos de ciencia ficción tienen una particularidad fundamental: la aparición de términos y conceptos propios de un futuro de nuestra realidad, de otro planeta u otras dimensiones. Esta terminología puede dividirse a su vez en tres grupos:

  • Terminología científica. Aunque sea ficción, estamos hablando de ciencia y la mayoría de las veces nos encontraremos con una base científica real. En Materia Oscura (Dark Matter, de Blake Crouch. Nocturna, 2017) se habla continuamente de física cuántica: explican la paradoja de Schrödinger, sale la teoría de cuerdas, el multiverso... Cuando nos enfrentamos a textos de este tipo, como traductores debemos comprobar las equivalencias en español y documentarnos para saber qué estamos poniendo.
  • Terminología propia de la ciencia ficción que ya ha aparecido en novelas o películas anteriores y está fijada en nuestra cultura, en nuestro vocabulario. Por ejemplo, la trilogía Atados (Starbound, de Amie Kaufman y Meagan Spooner. La Galera, 2016, 2017) está plagada de palabras propias de La guerra de las galaxias: plasteno, holovídeo, viaje interestelar, hiperespacio...
  • Terminología inventada por el escritor o escritora para esa historia, como hizo James Dashner para la serie El corredor del laberinto (Nocturna Ediciones 2010-2016), donde introduce la jerga de los clarianos (pingajo, carafuco, gilipullo, mediqueros...) y tecnología de ese mundo postapocalíptico, como los transplanos, una especie de portales para viajar grandes distancias en un instante. Esta tecnología es similar al teletransporte que ya habíamos visto en Star Trek o Stargate , e incluso en La mosca con los telepods. Las armas como los transvicios (El Destello) o la Gleidel (Atados al mundo). O los medios de comunicación gracias al hiperespacio, como la hipernet de Atados a la luz.


Por lo tanto, a pesar de que la traducción de ciencia ficción muchas veces está ninguneada, presenta muchas complicaciones. Por una parte, el traductor deberá documentarse, además de tener un buen conocimiento de la lengua de llegada y la de partida, y de cultura general de este género literario; y por otra, también deberá ser creativo, tener inventiva para encontrar una versión española a esos términos creados por el escritor en el idioma original.

Resumen de la charla La traducción de mundos futuros para la Biblioteca Baltasar Gracián durante la Feria del Libro de Calatayud.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...