1.6.19

Crónica Encuentro Gilmore

Mientras preparaba el encuentro
Del 10 al 12 de mayo celebramos el Encuentro Gilmore en nuestro particular Stars Hollow, Gotor, un bonito pueblo de la comarca del Aranda, a unos 30 minutos en coche de Calatayud.
Tras deleitarnos del paisaje montañoso durante el trayecto, acompañadas de Carole King, llegamos a la hora de cenar al parador rural El Convento, donde nos tenían preparado un despliegue de ingredientes para crearnos cada una el tipo de hamburguesa que quisiéramos, una magnífica idea que tuvieron en el restaurante para que la cena fuera a gusto de todas. Las participantes también recibieron su bolsita de bienvenida y después repartimos las habitaciones. Algunas se alojaron en el parador, un bonito edificio reformado del siglo XVI, donde también se encuentra una escuela de música, el centro de mujeres y la oficina de turismo, junto al precioso parque de las Cuatro Culturas. Y otras nos alojamos en la casa rural Los Lilos, un caserón indiano rehabilitado, del siglo XIX, donde también íbamos a realizar las actividades.

Detalle de las bolsas de bienvenida
Vista de El Convento. Foto de una de las participantes
Tras el desayuno en los respectivos alojamientos y terminarnos de despertar después de la tertulia que nos entretuvo hasta la madrugada, empezamos con la charla Música, Literatura y Cine Gilmore, un repaso por estas tres artes tan presentes en la vida de nuestras protagonistas. En cuanto a la música, me centré en los cuatro cantantes principales que aparecen en la serie: Carole King, compositora de la canción de Las chicas Gilmore, que además interpreta el papel de Sofie, la dueña de la tienda de música en Stars Hollow; Sam Phillips, creadora de la BSO que se repite a lo largo de los episodios y tiene un cameo en la serie; Grant-Lee Phillips, el trovador de Stars Hollow; y Sebastian Bach, el guitarra de Hep Alien, cantante de Skid Row en la vida real. Y por supuesto, hicimos un repaso de todas las referencias musicales con las que nos encontramos en la serie. En cuanto a las referencias a cine y literatura, les pasé a las asistentes una lista completa de los libros y películas que nombran, pero no mencionaremos aquí los detalles porque aparte de su extensión es un privilegio que queda para las que acudieron al encuentro.

Sala de conferencias. Primera charla de la mañana

Pausa para café y twikies en nuestro Luke's
La segunda conferencia titulada Las otras Gilmore, trató sobre la traducción para el doblaje de la serie y cómo las elecciones que tomaron para la versión española cambió en cierta manera a los personajes. La exposición se dividió en cuatro grandes bloques, donde desarrollé lo que os conté brevemente una vez por aquí:
  • Cambios realizados en las referencias a cine, música o literatura que caracterizan a los personajes.
  • Referencias culturales: aciertos y desatinos.
  • Fallos de traducción.
  • Lost in Translation

Algunas de las participantes llegaron a la conclusión tras mi charla de que la primera temporada la habían traducido al menos dos personas distintas, sino tres, lo que me resultó muy interesante porque creo que no iban del todo desencaminadas. 

Después de disfrutar de la comida en El Convento, volvimos a Los Lilos, esta vez a su jardín, para la actividad más divertida y participativa de las programadas: el trivial Gilmore. Gracias a la coordinación de Maite, una de las participantes con gran capacidad organizativa, las chicas formaron dos grupos donde casualmente las de costa iban por un lado y las de interior, por otro. ¡Demostraron ser auténticas fans! Más tarde hubo una pequeña excursión al castillo de Jarque y terminamos contemplando la conocida puesta de sol del Café de la Sierra, como se conoce a la terraza en los jardines de Los Lilos, por recomendación de Tere, la encantadora dueña de la casa rural.

Contemplando la puesta de sol desde el jardín de Los Lilos

Al día siguiente, a falta de tortitas hubo libros para todas, y después nos dividimos según los planes: unas se fueron a la feria del calzado en Brea, otras tratamos de subir a la Sierra de la Virgen lo que nos permitió esa escasa hora (con más tiempo hay que llegar arriba), y las demás hicieron turismo por Calatayud. Terminamos con despedidas a la mayoría en la estación de tren y las que quedamos, disfrutamos de nuestro último momento Gilmore en El Bombón, con tarta de zanahoria y granizados de leche merengada.

Un fin de semana estupendo, en el que conocí a unas cuantas chicas Gilmore estupendas, de lugares tan dispares como Las Palmas de Gran Canaria, Valladolid, Madrid o Alicante, sin las que no habría sido posible esta actividad. Gracias también a Ana de El Convento que nos tuvo muy bien alimentadas y Tere de la casa rural Los Lilos que nos hizo sentir totalmente en casa. ¡Tus Lilos es nuestro Dragonfly! Y por último, muchísimas gracias a Nuria de Casa Tía Julia, que aunque no pudo estar presente, es quien ha respaldado esta actividad, quien acoge con los brazos abiertos todas mis últimas ideas locas en este Spanish Midwest, y organiza la parte logística, prensa y difusión por internet. Espero que pronto podamos llevar a cabo juntas otra experiencia cicelyana ;)

5 comentarios:

  1. ¡Wow!Suena que lo pasaron genial. Me habría encantado estar allí.Para todas las participantes un abrazo de chica Gilmore.

    ResponderEliminar
  2. Hola, qué bonito encuentro y qué hermoso el lugar. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que os haya gustado cómo quedó. Por aquí seguimos con ideas en la cabeza que espero llevar pronto a cabo :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué envidia! Soy muy fan de las Gilmore <3

    ResponderEliminar
  5. Fue maravilloso. Les recomiendo que, si pueden, vayan al próximo encuentro organizado por Noemí. Lo pasamos bomba.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...