30.9.13

La princesa prometida y su traductora

Cartel oficial del encuentro
Adelantándonos un poco a la celebración de hoy, el Día de la Traducción, el pasado sábado organicé un encuentro literario a bordo del Pequod, donde como invitada de honor tuvimos a Celia Filipetto, compañera de ACEtt, profesora que tuve en el Posgrado de Traducción Literaria de la UAB, y a la que ya había entrevistado en este blog.
Celia cuenta con más de doscientos títulos traducidos, además de La princesa prometida, entre los que se encuentran los cómics de Spiderman publicados en Planeta-De Agostini, Sangre de Clive Barker y algunas obras pertenecientes a las colecciones Fantasía y Gran Fantasy de Martínez Roca (Fritz Leiber, Whietley Strieber, Terry Pratchett...), dirigidas por Alejo Cuervo. Si quieres consultar todas sus traducciones, dirígete a ISBN.

La princesa prometida se publicó en España en 1990, a pesar de que la novela original es de 1973. Por aquella época, las herramientas del traductor literario eran muy distintas a las de ahora. Se solía trabajar con máquina de escribir, aunque en algunos hogares empezaba a haber ordenadores, y no contaban con nuestro gran salvador, Google, que nos resuelve en un plis plas casi cualquier duda. ¿Qué hacían por aquel entonces? Al plantear esta pregunta, parece que hable de siglos ha y tan sólo hace veintitrés años. Pues como sospechaba y nos confirmó Celia, que hizo una buena descripción del proceso de su traducción, una se iba a la biblioteca a documentarse. Desde luego se debía de tardar mucho más buscando en enciclopedias y en distintas bibliotecas (porque seguro que no todo lo encontrabas en la misma, dependiendo de qué buscaras) en comparación con un solo clic actual.

La edición que leí para este encuentro fue la que Ballantine Books sacó para el 30 aniversario, es decir, en
Bombay con mi ejemplar
2003. Es muy completa porque además de la novela en sí y la introducción del 25 aniversario que publicó MR para su edición de 2013, también incluye una guía de lectura, una entrevista a los personajes y una introducción especial donde William Goldman cuenta anécdotas del rodaje, puesto que también es el guionista de la película. No os perdáis su ficha en IMDB.
¿Qué es eso de una entrevista a los personajes? Goldman sigue con su gran inventiva y capacidad de redacción, que nos hace creer ciertos pasajes de su texto, y añade un anexo donde un estudiante de la Universidad de Columbia conoce a un profesor, una especie de milagroso Max, que le entrega unos anteojos que le permiten meterse literalmente en el libro cuando lo lee. Así, este chico entra en distintas escenas del libro para entrevistar a cada uno de los protagonistas y, por ejemplo, al ver a Fezzik le dice, "Haces que André el Gigante parezca Danny DeVito a tu lado".

Comentamos algunas diferencias entre el libro y la película, repasando un poco la historia y sus protagonistas, y Celia y yo terminamos leyendo un fragmento de su traducción, cuando Íñigo está esperando que el hombre de negro termine de subir los Acantilados de la Locura.
Celia como Íñigo y yo de pirata Roberts
Por último, entre los asistentes al encuentro, que fueron unas treinta personas en total (perdí la cuenta), sorteamos cuatro ejemplares de la edición especial del 40 aniversario, gracias a la colaboración de la editorial Martínez Roca.

Las princesas ganadoras del sorteo

Y vosotros, los que no pudisteis asistir, pero habéis leído el libro, ¿creéis que existió el tal Morgenstern? ¿Cuál es vuestro personaje preferido? ¿Os pareció distinto en la película? 

Las ediciones que se llevaron

GRACIAS EN ESPECIAL A PERE Y CONSUELO POR DEJARNOS DE NUEVO SU PEQUOD. 
Todo siempre estupendo, chicos.
GRACIAS A CELIA FILIPETTO POR COMPARTIR CON NOSOTROS SU EXPERIENCIA DE TRADUCTORA.
¡Y MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE ESTUVISTEIS EN PEQUOD EL SÁBADO!
Espero volver a veros pronto.
Y también gracias a Carne de Videoclub que grabaron un programa especial de su podcast para la ocasión.

5 comentarios:

  1. Ains, ¡qué envidia nos das, Noemí! De la buena, se entiende, pero envidia-envidiosilla al fin y al cabo... Conste que La princesa prometida es una lectura que tenemos pendiente aunque quede claro que nos has animado a remediarlo cuanto antes, ¡sí señor!

    ¡Saludetes gatunos y gracias por compartir un poco de esa exitosa tertulia con todos nosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contaréis qué os pareció el libro :)

      Eliminar
  2. Si tuviera que elegir un personaje, creo que escogería a Íñigo Montoya. Toda esa perseverancia... Pero Vizzini me encanta, y el Milagroso Max, y puedo decir sin sonrojarme que llevo enamorada de Westley unos 26 años, día arriba, día abajo. Sin embargo hay un personaje que, en mi opinión, cambia bastante del libro a la película, y es precisamente Buttercup. Por un lado es más interesante y compleja, y por otro más infantil y caprichosa. Las intervenciones de sus padres son descacharrantes y su ascenso en la escala de belleza, nada más comenzar el libro, una pura carcajada. Creo que lo mejor es hacer las dos cosas: ver la película y leer el libro,da igual el orden. Se disfrutan tanto...
    ¿Que si existió Morgensten? Por supuesto. No lo supe hasta que leí Los Miserables. De pronto lo entendí... Atascada en la batalla de Waterloo durante 50 páginas, en la descripción de las órdenes religiosas femeninas desde antes de Adán y Eva durante otras 50, de pronto lo entendí: ASÍ ESCRIBÍA MORGENSTEN... No hay duda. Existió, Y nos dejó grandes obras de la literatura universal, historias maravillosas con algunos cientos de páginas de más. Y es que no siempre hay un William Goldman para re-escribir el libro "dejando sólo las partes buenas" :)
    La envidia me corroe, lo reconozco, y es verde y malsana. Ays.. Cómo hubiera disfrutado... :)
    Gracias, Noemí, por tantas cosas interesantes. Por la pasión y el trabajo que le pones a todo. Un gran beso
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana,
      ¡Qué delicia de comentario! :)
      Me ha gustado especialmente tu respuesta a a existencia de Morgenstern o su espíritu ;) Seguro que hubieras sido una gran tertuliana el pasado sábado; al menos hemos podido disfrutar de tu opinión un poquito por el ciberespacio.
      Un abrazo,
      Noemí.

      Eliminar
    2. Me hubiera encantado estar allí, de verdad. Llevo esa historia en el corazón desde los 14 años... Muchas gracias por la oportunidad de hablar de ello. De ellos. :)
      Un abrazo fuerte
      Ana

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...