3.8.18

Blackwood

Sobrecubierta con el cartel del film
Hoy se estrena la nueva película de Rodrigo Cortés, basada en la novela que Lois Duncan escribió en 1974 y más tarde, en 2011, volvió a publicarse en inglés, revisada, con algunas modificaciones para dotarla de más actualidad.
Todavía no he ido al cine, aunque habrá que verla porque tengo mucha curiosidad y además se ha rodado en Barcelona y Canarias (dos lugares vinculados a mí). Sin embargo, sólo en el tráiler he podido comprobar que va a haber unas cuantas diferencias respecto al libro; para empezar, el motivo de por qué las chicas están en esa casa. Aún no puedo opinar con pleno conocimiento, pero cuando leí la historia, me resultó más original (que sea una especie de «reformatorio», un castigo, lo he visto ya en un par de pelis. ¡Cachis!). Ya me contaréis, porque seguro que más de un blog y podcast realiza la comparación; para empezar, el del propio director, Todopoderosos, que según tengo entendido subirá el programa dedicado a esta historia en breve.
Portada original de Nocturna Ediciones
Cuando me encargaron esta traducción, me encantó la idea de tener en mis manos un libro de los años setenta, y además de esta gran autora de novelas de suspense juvenil que tanto éxito había tenido en Estados Unidos y aquí era prácticamente desconocida.
En cuanto empecé a trabajar el texto, me sentí muy cómoda. Tenía la sensación de haberlo escrito yo, no por la calidad del texto -no me gusta echarme flores-, sino por el estilo. Enseguida me metí en la historia y eso que a mí suele costarme unas cuantas páginas cuando paso de un libro a otro. Los añadidos tecnológicos (móviles, ordenador) quedaron naturales y me entusiasmó que pronto desaparecieran de escena -tranquilos, no os contaré el motivo, ya lo descubriréis-.
Pero ¿por qué se ha titulado Blackwood si el original es Down A Dark Hall (por un pasillo oscuro)? Aunque el libro ya sabéis que salió publicado antes del estreno de la película, era bueno que los lectores la asociaran con lo que iban a ver en la gran pantalla en breve, así que se optó por el nombre del internado, que no me parece mala opción y es bastante internacional. En Estados Unidos, han dejado el título de la novela original porque allí es muy conocida.
Me gustó la atmósfera, que me trajo recuerdos de un libro de suspense que leí con trece años y se convirtió en uno de mis preferidos en aquella época, ese misterio que rodea a la casa, y todo el arte  que se mezcla con lo sobrenatural. ¡Me tocó traducir una poesía inédita de una escritora famosa! 
Y al final de esa edición de 2011, incluyeron una entrevista a Lois Duncan que también traduje yo. En español no la encontraréis en en el libro sino en la web de Nocturna, donde está disponible de forma gratuita para todos. Os recomiendo leerla una vez hayáis leído la novela porque la disfrutaréis mucho más. A mí me fascinó. Le preguntan si cree en los fantasmas, qué le inspiró Blackwood Hall, cómo se documentó para el tema que trata y muchas más cuestiones interesantes que prefiero no revelar para no destripar ni el libro, ni la entrevista.
¡Espero que os guste esta nueva traducción! Nos leemos.
Duncan, Lois. Blackwood (Down A Dark Hall, 1974, 2011). Nocturna Ediciones: Madrid, 2018. Traducción de Noemí Risco Mateo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...