27.11.17

La bruja novata

Hace años me propusieron traducir el libro de Mary Norton en el que se basaron para crear la famosa película de Disney, La bruja novata. Para mi desilusión, al final no se llevó a cabo dicha traducción porque no se consiguieron los derechos, pero el año pasado quise leer la historia por ocio de todos modos y me compré el libro en inglés. Me encantó, a pesar de sus grandes diferencias con la película. Pero cuál fue mi sorpresa cuando hace unas semanas descubrí que ya lo había leído en el pasado. En una caja con cosas de la infancia, encontré mi libreta de la biblioteca, un cuaderno que nos hacían llevar en mi colegio con las fichas de todos los libros que íbamos leyendo. Lo empecé un 15 de octubre de 1985 y así fue cómo descubrí que existía una traducción al español publicada por Bruguera en el 73.
La srta. Price rodeada de libros. Escena de la película de Disney, 1971
Bedknob and Broomstick (1957) es el volumen que recoge los dos libros sobre las aventuras de la señorita Price y los tres niños londinenses: The Magic Bed-Knob (El boliche mágico), que se publicó por primera vez en 1945, y Bonfires and Broomsticks (Hogueras y escobas), de 1947.

La principal diferencia entre los libros y la película es que la historia de Mary Norton no está contextualizada en la Segunda Guerra Mundial, por lo que la trama, como os podéis imaginar, varía mucho, pues el film se basaba en este conflicto. ¿Cómo se encuentran entonces los niños con la señorita Price si esta no los acoge debido a los bombardeos? Los niños están en Bedfordshire de vacaciones con su tía y un día salen a buscar champiñones antes del desayuno y ven a alguien que se ha caído. Enseguida van a socorrerla y Paul comenta que la ha visto caer de una escoba mientras volaba. Una vez en casa, la mujer les cuenta que está estudiando para ser bruja. Desde niña, tiene un don, pero como empezó a desarrollarlo demasiado tarde, le cuesta ser una bruja mala (en la película decía que no era mala, que iba a usar los poderes para terminar la guerra y en cambio en el libro opina que no podría usar los poderes para eso porque sería influir demasiado en el curso de la historia). 

Al igual que en el film, no quiere que los niños revelen su naturaleza y estos le sugieren que les dé algo mágico para que si desvelan el secreto, se lo quite. Hechiza entonces el boliche de la cama, pero aquí no sólo pueden viajar en el espacio sino también en el tiempo, lo que hace las aventuras todavía más interesantes.

El profesor Emelius Brown asimismo tiene un papel muy diferente. En la película nos lo presentaban como el guía del curso por correspondencia que, a pesar de no tener magia de verdad y ser un poco torpe, termina por llegar al corazón de la protagonista y quedarse a vivir con ella (a pesar de que con los ojos adultos veamos claramente que se quería aprovechar de la magia de la señora e incluso de sus propiedades, pues no dejaba de ser un estafador). Sin embargo, en el libro hablan de Emelius Jones, un nigromante del siglo XVII, al que salvan de la hoguera gracias al hechizo de locomoción intrasustancial que no la locomoción sustitutiva.

Me llamó la atención especialmente la independencia del personaje principal. No tenemos que olvidarnos de que Mary Norton escribió los libros a mediados de los años cuarenta y si hoy en día todavía no acaba de verse muy bien que una mujer viva sola, imaginaos en aquella época. En cambio, la escritora lo hace parecer de lo más natural, aunque alguna que otra penuria pasaba y en el segundo libro tiene que poner en alquiler una habitación para estudiantes porque ha subido el coste de la vida y no puede con todos los gastos.


—¿Alguna vez has oído hablar de una bruja rica?
—No —admitió Carey—. La verdad es que no.
—Pues bien, te contaré por qué. El dinero es una de las cosas más difíciles de conseguir a través de la magia. Esa es la razón por la que la mayoría de brujas viven en chozas. No es porque les guste. Yo tuve la suerte de que mi querida madre me dejara una renta vitalicia.
—¿Es que no hay hechizos para hacer dinero?
—Un montón. Pero lo difícil son los ingredientes. 
(Traducción mía del original en inglés).

Esta entrada contiene algunos datos curiosos que reuní para la conferencia sobre Mary Poppins y la señorita Price, celebrada el 30 de septiembre de 2017 en Barcelona, pero la totalidad de la información quedó reservada para esa charla o futuras sobre el tema. 

5 comentarios:

  1. Esta película me hizo soñar muchas veces...me hizo volar y mezclar realidad con dibujos animados...Me encanta...del libro no sabía ni que estuvo traducido.
    Quizá algún día te vuelvan a invitar para traducirlo.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas noches, es interesante lo que narras sobre el libro de Mary Norton sobre que ya existia una traducción hecha años atras.
    La película es muy bonita.
    Saludos, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado esta entrada.
      Bienvenida al Laberinto :)

      Eliminar
  3. ¡Dios mío! Esa película es mi infancia entera, no tenía ni idea de que había libro.
    Me encanta tu trabajo, desde que leí el Corredor del Laberinto, siempre me han fascinado tus traducciones y me han inspirado a estudiar lo que me gusta que son los idiomas.
    Un abrazo enorme ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...