21.9.14

Traducción de La última cazadora

Portada americana
Cuando me encargaron la traducción de esta novela me atrajo la portada original y sobre todo tenía ganas de adentrarme en el primer texto que he trabajado donde realmente las hadas son protagonistas. Sin embargo, los seres feéricos que aparecen en este libro no son precisamente amables.

Aileana es la única heredera del marqués Douglas de Edimburgo. La encontraron hace unos meses junto al cadáver de su madre, llena de sangre, y algunos rumorean que fue ella quien la mató. Pero la joven conoce a su verdadera asesina, un hada, y no se detendrá hasta encontrarla y acabar con ella.

Una historia donde se mezcla el mundo mágico de las criaturas feéricas con una ambientación steampunk.

La última cazadora, la primera parte de una trilogía, se desarrolla en Edimburgo y, aunque no hayamos estado nunca en esta ciudad, al final de la novela será como si la hubiéramos visitado porque la autora describe muy bien tanto la parte nueva (teniendo en cuenta que estamos en 1844) como la vieja. Durante su lectura estuve totalmente inmersa en Escocia y de hecho tuve que utilizar un par de diccionarios escoceses para conocer el significado o equivalencia en inglés de palabras como wynd (alley, pasillo) o aulmother (grandmother, abuela). También supe que allí arriba comen unas galletas típicas llamadas shortbread, cómo llamaban al quedar a tomar algo las damas a las once, elevenhours, o que will-o'-the-wisps era otra manera de denominar a los fuegos fatuos.

Edición española
Y sí, en este también había alguna palabra inventada que yo tuve que adaptar al español. A ver si averiguáis cuál es.

Una mañana de trabajo
Otro libro de consulta para este trabajo fue el Diccionario de las hadas de Katherine Briggs, publicado por Olañeta. Una maravilla de obra, donde pude confirmar qué era exactamente una baobhan sith, similar a una vampira, los daoine sith, los elfos de Escocia; los gorros rojos, «unos de los goblins más malignos de la frontera anglo-escocesa»; o las caoineag, las plañideras, «las banshees de las Highlands, a las que no se las ve y por ello no puedes acercarte a pedirles deseos, en cambio, se las oye gemir en la oscuridad junto a una cascada justo antes de que ocurra una catástrofe».


Por supuesto, esta traducción también tiene su banda sonora. La canción de Mark Lanegran la incluí porque fue la primera que escuché para comenzar, puesto que acababa de ir a verle en concierto. El resto tienen que ver con Escocia o lo celta, y no podía dejar escapar la versión que hacen de Skyrim Linsey Sitling y Peter Hollens.


En este vídeo podéis ver a la escritora, Elizabeth May, hablando de su libro y Edimburgo:

VOLVERÁS A CREER EN LAS HADAS. APRENDERÁS A TEMERLAS.

May, Elizabeth. La última cazadora (The Falconer, 2013). RBA Molino: Barcelona, 2014. Traducción de Noemí Risco Mateo. 

8 comentarios:

  1. Quiero ese diccionario de hadas *---*
    El libro me lo terminé hace poco y me encantó...todavía tengo que hacer la reseña...pero bueh xDDD
    La playlist me encanta.
    Y creo que me se algunas de esas palabras que tuviste que traducir.
    Sin duda una entrada muy interesante :D

    ¡SALUDOS!

    PD: Dime que este comentario si que se envía xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Este mensaje sí se publicó! :)
      Me alegro de que te haya gustado la lista de canciones y la traducción.
      Nos leemos,
      Noemí.

      Eliminar
  2. Actualmente estoy leyendo este libro y me esta encantando.
    Una pregunta,¿ el idioma feerico en el que habla a veces Kiaran esta traducido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento es parte del enigma de ese personaje ;)
      Me alegro de que te esté gustando.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. He topado con tu blog por casualidad y he de decir que es genial y me encanta.
    Saludos
    Http://thedreamisparis.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste mi Laberinto. Estás invitada a perderte por él cuando gustes :)
      Noemí.

      Eliminar
  4. Etnónimoa Utónimoe Xónimo12/2/17 05:58

    Me encanta leer entradas como ésta, en la que a parte de aprender vocabulario nuevo, es posible asomarse fugazmente a lo que hay tras un trabajo de traducción.
    ¿En cuántos oficios puede ser necesario consultar un diccionario de hadas? :)

    -Moa

    PD: Aunque no se parecen en nada un artículo a otro, no sé por qué me he acordado del que escribio Bernardo Atxaga sobre la traducción que tuvo que hacer él mismo de su libro Obabakoak:
    http://www.huffingtonpost.es/bernardo-atxaga/recuerdos-de-obabakoak_b_3494810.html

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes si traducirán el resto de la saga?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...