31.3.14

Twin Peaks: Lynch camina conmigo

En marzo de este año se cumplían veinticinco años desde que Laura Palmer le dijo al agente Cooper que se volverían a encontrar, y qué mejor forma de celebrarlo que con una tertulia sobre la serie. Pero además el 22 de marzo coincidía también con el cumpleaños de Angelo Badalamenti, el compositor de la banda sonora que, seamos o no seguidores de Twin Peaks, todos recordaremos. 
Cartel oficial del encuentro
En noviembre de 2013, Phenomena anunció que proyectaría Fuego camino conmigo en un nuevo sello llamado Premiere, dedicado a películas que nunca se vieron en cines españoles, y entonces fue cuando pensé en repetir el encuentro para los fans de Twin Peaks. Meses más tarde, conocería a Carlos García Miranda que a su vez me presentó a Javier J. Valencia porque, según sus palabras «es la persona que más sabe de Twin Peaks en España y debes invitarlo». No sé si guiado por la lechuza o por el hombre del Otro Lado, el caso es que Javier aceptó mi invitación e incluso me propuso hacer una pequeña exposición con algunos artículos de su colección privada, entre los que se encontraba su libro, Twin Peaks: 625 líneas en el futuro.
Una muestra de la colección de Javier J. Valencia
Ingredientes de la tarta de cereza
El lugar de reunión fue el Café Salambó, un local que conocía por haber asistido allí a un par de actividades de ACEtt, y que me sugirió Pequod Llibres por el estrecho vínculo literario que tienen ambos negocios. Cuando fui a revisitarlo, me pareció el sitio perfecto: decoración en madera, una cortina roja al fondo... Muy Twin Peaks. Pero hubo más elementos de la serie aquella tarde, porque había pedido a los participantes que trajeran un objeto relacionado con la serie. Por mi parte, me puse una minifalda a cuadros -los cuadros no podían faltar-, llevé mi colgante de lechuza, pintado por June Uriagereka, y cociné para la ocasión una tarta de cereza. Al no estar en temporada, no pude usar cerezas frescas, pero en Taste of America encontré el relleno auténtico americano.

Para ser el primer intento, creo que no quedó mal.

O eso dijo el agente Cooper ;)
Tienen allí una tarta de cereza de muerte
Entre los objetos que pudimos ver se encontraba la bolsita con cocaína de Laura Palmer, el matasuegras de Leo, las gafas del doctor Jacoby o incluso el mapa a la Logia Negra que encontraron en aquella cueva. Este detalle lo trajo LadyPeaks, una miembro de la Logia Blanca, junto con otros detalles de una verdadera fan. Eso sí, fue una lástima que nadie se atreviera a venir caracterizado como un personaje de la serie, aunque hubo algunas personas que creyeron que entre nosotros se hallaba un agente del FBI.
Mapa de entrada a la Logia Negra
Esta primera parte de la tertulia se centró en la exposición de Javier J. Valencia, que nos contó algunos detalles de lo que había traído y muchas curiosidades sobre el rodaje, el guión, escenas que no aparecieron y otras que tenían pensadas para una futura tercera temporada. De entre los cuarenta asistentes, muchos fueron los que sólo escucharon, -tal vez tímidos, había muchas caras nuevas-, no obstante hubo un diálogo muy ameno con los redactores de El pájaro burlón, una web sobre cine, cómics, libros y televisión.

Como traductora, he decidido incluir en todas las actividades que organizo -en mayor o menor medida- algún apunte sobre mi profesión y no podía dejar de mencionar la traducción para el doblaje de Twin Peaks, donde llegaron a inventarse frases enteras. ¿Por qué? Creo que fue en tercero de carrera cuando vino a darnos una charla a la facultad un traductor audiovisual que hacía también de ajustador. Nos contó que muchas veces no le daban el guión, sino que tenía que extraer los diálogos por lo que oía en la cinta que le pasaban. Terminaba comprándose un reproductor de vídeo ¡cada dos o tres meses porque quemaba los cabezales de tanto rebobinar! Tal vez fue esto lo que sucedió en frases como:
VO: To Laura!
VT: ¡Por el mañana! 
Encontré muchos más fallos que ocuparían un par de páginas, pero no me extenderé. Me molestaron especialmente: «Perdone, qué café tan bueno». ¿Por qué pide disculpas? En inglés ese perdón tiene sentido por el damn coffee, pero ¿aquí?
¡Mande! Eso no ha sido lo que usted ha dicho en VO
O cuando Ben Horne se encuentra sin saberlo con su hija en Jack el Tuerto y cita al lobo de los Tres cerditos, pero en español se inventan toda la escena diciendo otras palabras. Sin embargo, en mi opinión, lo peor fue cuando el mayor Briggs le dice al agente Cooper: «¿Ha oído hablar de la Casa Blanca?» ¡Ah! ¿Se refiere a ese sitio donde vive el presidente de nuestro país? ¿A quién se le ocurre traducir así la White Lodge?

Tras una pausa para comer la tarta de cereza y ver la escena más votada en el muro del evento en FB, el sueño de Cooper, di paso a la segunda parte del encuentro y presenté al invitado de honor de esta tertulia -no offense, Javier ^^-, el LEÑO, que nos honró con su presencia para que le hiciéramos preguntas sobre la parte extraña de Twin Peaks, lo más místico y surrealista. ¿Por qué desparecieron Phillip Jeffries y Chester Desmond? ¿Qué ocurre cuando Cooper se ve reflejado en la cámara del pasillo cuando aparece Jeffries de repente? ¿Qué representa el anillo que pasa de Teresa Banks a otros personajes, incluido el enano? ¿Quiénes son la vieja y el niño que vio Donna? ¿Por qué les tiembla la mano a algunos personajes? ¿Qué ha pasado con Josie?

Y sí, todo podría ser una metáfora del bien y el mal, que Laura Palmer sufriera abusos desde los doce años, que Leland estuviera mal de la cabeza y que el pueblo hubiera caído sumido en las drogas -como apunta el agente Albert Rosenfield, por allí «habían comido setas»-, pero me gusta pensar en la existencia de esas logias y todos los personajes del Otro Lado.

Con El Pájaro Burlón, el leño y una parte de la Logia Blanca
Muchas gracias a todos por vuestra asistencia. Gracias en especial a Javier J. Valencia por llevar al encuentro esa magnífica exposición y sus conocimientos sobre Twin Peaks. Gracias también al Café Salambó por ceder su espacio; estuvo genial celebrarlo allí y espero repetir algún día. Y por último, una vez más, gracias a Pequod Llibres, por hacer de mediadores y el apoyo al encuentro.

Momento del encuentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...