9.1.14

La carretera

Imagen en mi muro de FB durante la lectura
A través del Grupo de Estudios de lo Fantástico, dirigido por el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, David Roas, me enteré de que un grupo de estudiantes, la mayoría de doctorado, había formado el Club de lectura Visiones de lo fantástico, que se reúne una vez al mes para tratar una obra del género, presentada por uno de los miembros del club, pero abierta a todo aquel interesado. Consulté el programa de lecturas para este curso y el 8 de enero estaba dedicado a La carretera de Cormac McCarthy, una novela que tenía pendiente desde la tertulia sobre distopías que organicé para la Convención de Steampunk en Barcelona de 2010. Como tenía un ejemplar en casa, aproveché la ocasión para leerlo, aunque no suelo guiarme por los premios que haya ganado una obra, en este caso el Pulitzer 2007.

Un padre y un hijo viajan por una carretera, empujando un carrito con sus pocas pertenencias, rodeados de un paisaje desolador, con la esperanza de sobrevivir en un mundo que parece devastado por algún tipo de catástrofe que ha dejado su entorno en cenizas. 

¿En qué difiere el nunca será de lo que nunca fue?

Tal vez por las altas expectativas que tenía tras la recomendación de algunos amigos y la entusiasta opinión de mi pareja, cuando empecé a leer, el texto me defraudó bastante. Me habían dicho que era de lectura rápida y estaba animada porque tan sólo eran 210 páginas, pero se me hizo pesadísimo el estilo de escritura y especialmente, creo yo, porque me daba la sensación de que no sucedía nada.

Sin embargo, conforme avanzaba, iba despertándose algo en mi interior y al final hasta me pareció que abría varios debates interesantes. Una vez asimilé la manera de escribir del autor y que la novela tan sólo es una ventana abierta a una historia que al cabo de unas páginas vuelve a cerrarse, me reconcilié con McCarthy. Esa manía mía de querer saberlo todo...

Al finalizar el libro, vi la versión cinematográfica, donde el padre lo interpreta Viggo Mortensen. Fiel a la
Escena de la película
novela, aunque con más presencia de la madre, interpretada por Charlize Theron -personaje de la historia que considero sumamente egoísta y cobarde-, alguna que otra explicación más y un par de ligeros cambios para atraer al espectador. 

¿Cómo reaccionaríamos ante una situación extrema de estas características? El mundo ha quedado hecho cenizas, no ha sobrevivido ningún animal, no se puede cultivar nada. Tan sólo quedan unos cuantos humanos que vagan por los caminos sin rumbo fijo, buscando comida, ropa con qué abrigarse, zapatos con los que seguir caminando. ¿Ayudaríamos a aquellos con los que nos topáramos? ¿Saldríamos corriendo? ¿Robaríamos? ¿Mataríamos? ¿Nos comeríamos a alguien de nuestra propia especie para sobrevivir? ¿Decidiríamos suicidarnos para no sufrir nada de eso? Un debate buenísimo, pero también largo, que no pude terminar porque debía marcharme a dar clase. Sea como fuere, una experiencia positiva el haber acudido al Club de lectura de Visiones de lo Fantástico.

Fue un placer, después de diez años sin pisar el campus, volver a la Universidad Autónoma y confirmar una vez más en persona por qué pedí el traslado allí a mitad de mi carrera universitaria.

McCarthy, Cormac. La carretera (The Road, 2006). RHM: Barcelona, 2007. Traducción: Luis Murillo Fort.

4 comentarios:

  1. Hmmm acabo de enviar un comentario pero se ha perdido... :( Decía que a mí este libro me encantó. Que me hizo sufrir mucho, me hizo llorar, me agobió un montón y me sobrecogió, sensaciones todas maravillosas en una lectura que pretende transmitir algo al lector.

    También vi posteriormente la película, que me parece una adaptación muy acertada aunque no llegue al nivel de estrés existencial que transmite el libro.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  2. Leí el libro cuando se publicó, y no me gustó nada. Es muy reiterativo para contagiar el cansancio, la desesperación y el drama, pero me aburrió muchísimo, porque parecía que si, que iba a pasar algo y... no pasaba nada. Quizás ahora, al ser madre, lo leería con otros ojos, porque la perspectiva me ha cambiado muchísimo.
    La peli, ya ni me acuerdo. La vi en su momento y no tengo ningún recuerdo de ella.
    Sobre el debate, como dices, da para mucho, seguro que fue muy interesante.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Mi padre lo leyó cuando se empezó a oír hablar de él y luego se leyó unos cuantos más del escritor. Yo lo tengo en mi wishlist desde hace años, recomendado por él, pero aún no lo he leído. No sé por qué me apetece para un verano.. a ver si este 2014 lo leo de una vez.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios, chicas. Me alegra ver respuestas a lo que escribo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...