10.7.13

Cementerio de animales

Mi primera lectura playera del verano.

La familia Creed se traslada a vivir a Ludlow, puesto que Louis ha conseguido trabajo como médico en la Universidad de Maine. Su nuevo hogar es una casa preciosa, salvo por el inconveniente de que está cerca de una carretera y las mascotas suelen ser víctimas de los camiones que pasan con frecuencia por ella, de ahí que en el pueblo tengan un cementerio de animales creado por los niños que perdieron a sus amigos.
Church, el gato de su hija Ellie, no está castrado porque según el padre "equivaldría a disminuirlo, a convertirlo antes de tiempo en un bicho gordo y viejo, sin más afán que dormir al lado del radiador, hasta que alguien le echara algo al plato." Sin embargo, el peligro de su nueva vivienda le obligará a llevarlo al veterinario para evitar accidentes. Pero ¿la castración del gato hará que no vaya a pasearse por los alrededores?

Curiosidades
Uno de los animales atropellados hace años fue un mapache, pero en la zona ya no permiten tenerlos en casa por la rabia (dicen que los mapaches no asimilan tan bien la vacuna), desde que un San Bernardo había pillado la enfermedad y había matado a cuatro personas. Una clara referencia a otra de sus obras, Cujo.

Ludlow es una población de Maine, pero la que se describe en Cementerio de animales y La mitad oscura es invención de Stephen King, que está próximo a Derry y Castle Rock, también inventados por el escritor. Está rodeado de bosques indios que se extienden más de 80 km.

Louis Creed escucha a Joan Baez y los Ramones en el coche, Rockaway Beach, a diferencia de la película, que es el camionero el que canta, Sheena is a Punk Rocker. Aunque el tema principal de la BSO es Pet Sematary, que podéis ver aquí abajo a modo de trailer:



La edición que he leído es de 1984, por lo que no sé si existe una revisión posterior, pero le he encontrado algunos errores de redacción y traducción. Por ejemplo, el nombre del cementerio lo dejan en inglés, Pet Sematary, ¡para eso dejamos el libro sin traducir y ahorramos dinero a la editorial! Yo hubiera optado por un "Sementerio de Hanimales", que hubiera sido lo propio. Por no mencionar el título de la película en español, Cementerio viviente, ¿era necesario para atraer a los espectadores de nuestro país?

Me he encontrado con otras palabras sin traducir: jogging, bluejeans, Coke... Que sería: footing, vaqueros, Coca Cola... ¿Y por qué dejar cairn cuando tiene equivalencia en español? También tenemos errores ortotipográficos en nombres que primero se escriben de una forma (Judd-Jud) y después de otra, la puntuación no se ha adaptado al español, tampoco algunas pasivas, y hay nombres propios que aparecen en cursiva cuando otros los deja en redonda (Polaroid-Monopoly); vamos, que no sigue una coherencia.

Diferencias entre el libro y la película
He vuelto a ver el film tras leerme la novela para poder contrastar y la verdad es que, aunque es una película a la que tengo cariño porque me encanta el gato y Miko Hughes (Gage Creed), he de reconocer que es bastante mala y muchas cosas que en el libro sí son coherentes, aquí no nos explican un por qué. ¡Atención! Ahora habrá unos cuantos SPOILERS.

En el libro un indio micmac advierte a Louis a través de Pascow, el chico moribundo de la universidad, "no te acerques a nosotros". En la película es Pascow el que le advierte a Louis una vez ya muerto, aunque no con mucha claridad, a diferencia del indio del libro que lo deja bien claro.

En el libro Jud Crandall tiene esposa, se llama Nora y sufre artritis. La mujer muere de un ataque al corazón y la familia Creed asiste a su funeral, no al funeral por el suicidio de Missy, la criada, que en la novela no muere, ni tiene cáncer.

El gato muere en Acción de Gracias y dicen que ha quedado pegado al hielo. Al volver del cementerio indio, Church es más lento, más torpe, pero no es malo; sólo huele mal. La mayoría de los enterrados allí, cuando vuelven no son malos, sólo son muertos vivientes, aunque Gage sí vuelve muy distinto porque lo ha poseído el wendigo, una especie de espíritu maligno que habita esa zona, gracias al cual existe la magia de resurrección.  La historia tiene mucho más sentido en la novela al introducir a esta criatura, puesto que es lo que hace que las personas se sientan atraídas a volver al cementerio una vez han estado allí, incluso el wendigo ejerce cierta influencia en la zona y puede llegar a provocar muertes.

Stephen King se entretiene en la escena de la profanación de la tumba del niño y la subida al cementerio micmac. Cuando Gage vuelve del cementerio, va directo a casa de Jud para matarle porque no quiere que le cuente a su madre lo que está ocurriendo (habían quedado así por teléfono). Esto en la película no sale y por lo tanto no sabemos por qué el niño va primero a por el vecino en vez de a por el padre. Tras matar al viejo y decirle el demonio un par de mentiras sobre su mujer, llega la madre, a la que destroza y Louis al ver el resultado termina por perder la poca cordura que le quedaba, si es que teníamos un poco de esperanza. Sube a la mujer al cementerio, a plena luz del día, él ya con el pelo blanco del shock, y lo ve a lo lejos un compañero de trabajo, Steve, que más tarde no recordará nada de esa escena, salvo en sueños, como en IT. El único parecido con el film al final es que Church y Gage mueren por una inyección (el niño en los riñones) y Louis quema la casa de Jud con los cadáveres. La mujer vuelve del cementerio convertida en zombie, pero no nos regalan en la novela la puñalada trapera.

Todas estas diferencias no las acabo de comprender ya que el mismo Stephen King fue el que escribió el guión de la película. ¿Por qué no mantener los detalles de la novela que le daban mayor coherencia a la historia? Aun así, me ha gustado la experiencia de volver a leer a este escritor, quien dice que se inspiró en la muerte del gato de su hija Naomi y, por otro lado, también en La pata del mono de W. W. Jacobs.

King, Stephen. Cementerio de animales (Pet Sematary, 1983). Plaza & Janés: Barcelona, 1984. Traducción: Ana Mª de la Fuente.


8 comentarios:

  1. Es curioso, precisamente hace unos días nos acordábamos de esta película. ¿Coincidencia? Añadimos el libro a nuestra cola de lecturas pendientes y estamos contigo en que aunque la película es malilla (como suelen resultar las adaptaciones al cine de las obras de Stephen King) tiene ese puntito misterioso y entrañable que hace que verla merezca la pena.

    ¡Saludetes gatunos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contaréis, entonces :)
      Saludos =^^=

      Eliminar
  2. Querida Noemí
    Muchas gracias por tus palabras de ánimo,es lo que necesito en estos momentos para que dentro de unos meses esto sea solo un recuerdo

    Un Beso y un fuerte Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una reseña magnífica! Stephen King introduce en sus novelas un terror sobrenatural que viene desde muy adentro, desde nuestros propios miedos y nos remueve entero. Este libro es de los más tenebrosos del escritor, desde nuestro punto de vista. Luego, las curiosidades, las conocía todas menos las referentes a las canciones (aunque sí sabía que The Ramones compuso la canción para la película y fue Stephen King, fan suyo, quien los incluyó), por cierto, la canción me encanta!

    Las diferencias entre el libro y la película son abismales, y no podríamos estar más de acuerdo: en la película, a pesar de que cumple como peli de terror de los 80, pasan cosas que no tienen sentido y que en la novela sí que están explicadas.

    Me ha encantado la entrada, la voy a guardar en favoritos para darle publi el lunes en las redes!!

    Un beso enooorme :D
    Edu y Elo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que os haya gustado y muchas gracias por difundirla :)
      Nos leemos.

      Eliminar
  4. En la edición de 2004 de DeBolsillo, también aparece como 'Pet Sematary'. No han cambiado nada de la traducción original de Ana de la Fuente. ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el dato, así podré enviarle mis sugerencias a la editorial :)
      Bienvenida al Laberinto, Nube de Frases :)

      Eliminar
  5. De momento Stephen King y yo no hemos hecho migas, pero supongo que es cuestión de tiempo y que dé con el libro adecuado. Una amiga nos regaló uno y puede que empiece por ese algún día.
    Un beso gigante...feliz verano!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...