7.1.08

Trilogía Ángeles y Demonios

Ya estoy aquí porque he vuelto. Menudo mesecito de trabajo...

Hasta hace poco sólo había visto la primera parte de Ángeles y Demonios (The Prophecy, 1995) y me había parecido muy interesante, pero esta trilogía va "in descenso". La segunda parte no es muy buena y la tercera es un telefilm muy malo. Nada, que ya hacía bien en no verlas; aunque la curiosidad me hizo ver las tres partes.

Los ángeles siempre me han atraído, son algo así como las hadas del cristianismo. Pero desde que leí Memnoch el diablo de Anne Rice me empecé a interesar mucho en todas esas legiones de seres alados que pululan por el cielo y el infierno. La lista de nombres es larguísima y lo curioso es que en la Biblia no se menciona ninguno, salvo los de los arcángeles, aunque sólo salen tres de los cuatro que existen. Muy curioso.

9 comentarios:

  1. Me alegra tu vuelta!

    También he visto la primera parte, me gustó mucho y la tengo en VHS, miraré a ver si la encuentro en DVD.Sus dos secuelas, tienes razón, no son buenas, es más, salieron directamente para videoclub.

    A mí también me gustan mucho los ángeles, tengo mi habitación llena y bastantes libros. Te recomiendo "Angeles: Una especie en peligro de extinción" de Malcom Godwin. Está pero que muy bien y habla tanto de los ángeles como de los demonios.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Bienhallada de nuevo.

    No he visto las películas, pero el tema ángeles tal y como se enfoca ahora no me atrae demasiado.

    Los ángeles nacen de la mitología del judaísmo, y de ella se trasladan al cristianismo. En su origen, no eran demasiado agradables precisamente... claro que las hadas tampoco lo eran. ;)

    A lo largo del tiempo se escribieron tomos y tomos de angeología y demonología, estableciendo nombres, jerarquías y otros parecidos entre los hombres y las huestes celestiales e infernales. La mayoría de ellas, con toda su ingenuidad y su lengaje arcaico, mucho más interesantes que los edulcorados acercamientos neoeristas que tanto éxito han tenido.

    Un abrazo,
    Sibila.

    ResponderEliminar
  3. Fand: ¡Tengo ese libro! Lo conseguí a finales de los noventa, cuando empecé a investigar sobre angeología. Está muy bien ;) Es cierto.
    Sibila: En la película los ángeles no son tan buenos como los pintan. En resumen, en el cielo hay una nueva guerra entre los ángeles, esta vez unos se han rebelado porque Dios ya no les hace caso, ahora quiere más al hombre y están celosos. El arcángel Gabriel está de muy mala leche en la peli; jeje, es Christopher Walken.

    Lo que me resultó curioso cuando busqué información sobre ellos fue ver que en La Biblia no los mencionan. Se habla constantemente de ángeles, pero no dicen sus nombres. ¿Por qué ocultarlos?
    Saludos,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  4. Suena interesante, a ver si puedo encontrarla y verla. Siempre me han gustado las películas sobre seres sobrenaturales, en todas sus variantes.

    Jejeje... tu pregunta está enfocando la cuestión desde el otro lado. No es que se ocultasen sus nombres, sino que la Biblia no habla de casi ningún nombre de ángeles porque la mayoría de éstos se fueron inventando después. Al igual que la jerarquía (hubo un tiempo en que la conocí, pero ya no me acuerdo bien: arcángeles, serafines, ángeles, potencias, tronos... y algunos más) y la simbología pictórica de los mismos, proviene de la evolución de la tradición y el sincretismo con otras culturas a lo largo del tiempo.

    Piensa que la Biblia es el reflejo por escrito de las tradiciones principales de un pueblo que hasta entonces las transmitía de forma oral. Muchas cosas se añadieron, a otras se les dio más importancia, o menos de la que tenían en los relatos, que ya de por sí habían ido cambiando con el tiempo. Muchos mitos que no eran aceptados por la generalidad del pueblo no fueron incluidos en el texto, pero se siguieron transmitiendo oralmente, en forma de leyendas, y evolucionaron por su cuenta (puedes tomar como ejemplo la figura de Lilith). Y si hablamos del Nuevo Testamento, hay incluso más textos que fueron dejados fuera por ser excesivamente fantásticos o no ajustarse a la visión de Cristo de la mayoría de los primeros cristianos (mi parte eliminada preferida es la del niño Jesús matando a uno de sus compañeros de juego por despecho).

    La mitología hebrea y cristiana es tan rica y compleja como cualquiera de las de los pueblos antiguos, pero quizá se conoce menos, tal vez sea porque se ha preferido adoctrinar a enseñar.

    Perdón por el rollo, jejeje.

    Un abrazo,
    Sibila.

    ResponderEliminar
  5. Pues hay incluso una cuarta parte... creo que no está doblada (la tengo por ahí en VO). Pero, desde luego, la única que merece la pena es la primera. Con diferencia.

    ResponderEliminar
  6. se k he visto la 1ª pero No me acuerdo de ella xD tendre k conseguirla ^^
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Sibila, ¿crees que los nombres de los ángeles se inventaron después? Ah! Yo lo veía desde otra perspectiva: la Biblia no los incluyó por alguna razón.
    Bueno, fuera como fuera a no ser que viajemos en el tiempo nunca sabremos la verdad del pasado. Inlcuso puede que no existiera nada de eso y que la historia fuera muy distinta a lo que dicen ahora, que con el paso de los años fueran apareciendo nuevas versiones hasta distorsionarse por completo.
    Saludos,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  8. Éso es una de las cosas más hermosas de la mitología, que nunca conoceremos los hechos reales en que se inspiró, sólo la leyenda que nació de ellos. Luego esas leyendas dan nacimiento a otras nuevas, y ésas a su vez a otras... es un ciclo sin fin.

    Ya he buscado la película (espero que sea ésta, sale un comentario que la califica como "acción-terror"), espero poder verla en breve.

    Un abrazo,
    Sibila

    ResponderEliminar
  9. Estoy contigo, la primera me gustó...las secuelas son tan flojas que no nos perdemos nada si no las vemos.

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...