31.3.14

Twin Peaks: Lynch camina conmigo

En marzo de este año se cumplían veinticinco años desde que Laura Palmer le dijo al agente Cooper que se volverían a encontrar, y qué mejor forma de celebrarlo que con una tertulia sobre la serie. Pero además el 22 de marzo coincidía también con el cumpleaños de Angelo Badalamenti, el compositor de la banda sonora que, seamos o no seguidores de Twin Peaks, todos recordaremos. 
Cartel oficial del encuentro
En noviembre de 2013, Phenomena anunció que proyectaría Fuego camino conmigo en un nuevo sello llamado Premiere, dedicado a películas que nunca se vieron en cines españoles, y entonces fue cuando pensé en repetir el encuentro para los fans de Twin Peaks. Meses más tarde, conocería a Carlos García Miranda que a su vez me presentó a Javier J. Valencia porque, según sus palabras «es la persona que más sabe de Twin Peaks en España y debes invitarlo». No sé si guiado por la lechuza o por el hombre del Otro Lado, el caso es que Javier aceptó mi invitación e incluso me propuso hacer una pequeña exposición con algunos artículos de su colección privada, entre los que se encontraba su libro, Twin Peaks: 625 líneas en el futuro.
Una muestra de la colección de Javier J. Valencia
Ingredientes de la tarta de cereza
El lugar de reunión fue el Café Salambó, un local que conocía por haber asistido allí a un par de actividades de ACEtt, y que me sugirió Pequod Llibres por el estrecho vínculo literario que tienen ambos negocios. Cuando fui a revisitarlo, me pareció el sitio perfecto: decoración en madera, una cortina roja al fondo... Muy Twin Peaks. Pero hubo más elementos de la serie aquella tarde, porque había pedido a los participantes que trajeran un objeto relacionado con la serie. Por mi parte, me puse una minifalda a cuadros -los cuadros no podían faltar-, llevé mi colgante de lechuza, pintado por June Uriagereka, y cociné para la ocasión una tarta de cereza. Al no estar en temporada, no pude usar cerezas frescas, pero en Taste of America encontré el relleno auténtico americano.

Para ser el primer intento, creo que no quedó mal.

O eso dijo el agente Cooper ;)
Tienen allí una tarta de cereza de muerte
Entre los objetos que pudimos ver se encontraba la bolsita con cocaína de Laura Palmer, el matasuegras de Leo, las gafas del doctor Jacoby o incluso el mapa a la Logia Negra que encontraron en aquella cueva. Este detalle lo trajo LadyPeaks, una miembro de la Logia Blanca, junto con otros detalles de una verdadera fan. Eso sí, fue una lástima que nadie se atreviera a venir caracterizado como un personaje de la serie, aunque hubo algunas personas que creyeron que entre nosotros se hallaba un agente del FBI.
Mapa de entrada a la Logia Negra
Esta primera parte de la tertulia se centró en la exposición de Javier J. Valencia, que nos contó algunos detalles de lo que había traído y muchas curiosidades sobre el rodaje, el guión, escenas que no aparecieron y otras que tenían pensadas para una futura tercera temporada. De entre los cuarenta asistentes, muchos fueron los que sólo escucharon, -tal vez tímidos, había muchas caras nuevas-, no obstante hubo un diálogo muy ameno con los redactores de El pájaro burlón, una web sobre cine, cómics, libros y televisión.

Como traductora, he decidido incluir en todas las actividades que organizo -en mayor o menor medida- algún apunte sobre mi profesión y no podía dejar de mencionar la traducción para el doblaje de Twin Peaks, donde llegaron a inventarse frases enteras. ¿Por qué? Creo que fue en tercero de carrera cuando vino a darnos una charla a la facultad un traductor audiovisual que hacía también de ajustador. Nos contó que muchas veces no le daban el guión, sino que tenía que extraer los diálogos por lo que oía en la cinta que le pasaban. Terminaba comprándose un reproductor de vídeo ¡cada dos o tres meses porque quemaba los cabezales de tanto rebobinar! Tal vez fue esto lo que sucedió en frases como:
VO: To Laura!
VT: ¡Por el mañana! 
Encontré muchos más fallos que ocuparían un par de páginas, pero no me extenderé. Me molestaron especialmente: «Perdone, qué café tan bueno». ¿Por qué pide disculpas? En inglés ese perdón tiene sentido por el damn coffee, pero ¿aquí?
¡Mande! Eso no ha sido lo que usted ha dicho en VO
O cuando Ben Horne se encuentra sin saberlo con su hija en Jack el Tuerto y cita al lobo de los Tres cerditos, pero en español se inventan toda la escena diciendo otras palabras. Sin embargo, en mi opinión, lo peor fue cuando el mayor Briggs le dice al agente Cooper: «¿Ha oído hablar de la Casa Blanca?» ¡Ah! ¿Se refiere a ese sitio donde vive el presidente de nuestro país? ¿A quién se le ocurre traducir así la White Lodge?

Tras una pausa para comer la tarta de cereza y ver la escena más votada en el muro del evento en FB, el sueño de Cooper, di paso a la segunda parte del encuentro y presenté al invitado de honor de esta tertulia -no offense, Javier ^^-, el LEÑO, que nos honró con su presencia para que le hiciéramos preguntas sobre la parte extraña de Twin Peaks, lo más místico y surrealista. ¿Por qué desparecieron Phillip Jeffries y Chester Desmond? ¿Qué ocurre cuando Cooper se ve reflejado en la cámara del pasillo cuando aparece Jeffries de repente? ¿Qué representa el anillo que pasa de Teresa Banks a otros personajes, incluido el enano? ¿Quiénes son la vieja y el niño que vio Donna? ¿Por qué les tiembla la mano a algunos personajes? ¿Qué ha pasado con Josie?

Y sí, todo podría ser una metáfora del bien y el mal, que Laura Palmer sufriera abusos desde los doce años, que Leland estuviera mal de la cabeza y que el pueblo hubiera caído sumido en las drogas -como apunta el agente Albert Rosenfield, por allí «habían comido setas»-, pero me gusta pensar en la existencia de esas logias y todos los personajes del Otro Lado.

Con El Pájaro Burlón, el leño y una parte de la Logia Blanca
Muchas gracias a todos por vuestra asistencia. Gracias en especial a Javier J. Valencia por llevar al encuentro esa magnífica exposición y sus conocimientos sobre Twin Peaks. Gracias también al Café Salambó por ceder su espacio; estuvo genial celebrarlo allí y espero repetir algún día. Y por último, una vez más, gracias a Pequod Llibres, por hacer de mediadores y el apoyo al encuentro.

Momento del encuentro

26.3.14

La traducción de La última lágrima

Existe una antigua leyenda, hoy casi olvidada, que habla de una joven cuyas lágrimas de desa­mor hundieron un continente entero.
Ahora Eureka tiene en sus manos un libro que cuenta esa fascinante historia: lo ha hereda­do de su madre, que desapareció arrollada por una ola gigantesca. Poco a poco, a través de sus páginas, descubrirá que las coincidencias entre su vida y la leyenda son demasiadas para ser fruto del azar… Además, la inesperada llegada de Ander, el extraño chico de ojos turquesa que huele a mar y lo sabe todo sobre ella, le enseñará que las casualidades raramente existen y que su llanto tiene un poder tan inmenso que puede incluso cambiar el curso de la humanidad…


Es la novela donde he pasado más tiempo documentándome,  pero también una de las traducciones que más he disfrutado. La acción transcurre entre New Iberia y Lafayette, por lo que hay mucha terminología propia de Luisiana: comida típica de la zona, música jazz, dixieland y zydeco, expresiones en inglés características de los lugareños... Pero además se habla de la Atlántida -tranquilos que no os haré spoilers- y tuve que informarme también sobre esa isla descrita en la obra de Platón. 
Luisiana es una parte de Estados Unidos muy especial, tanto por el paisaje y el clima, como por el acento, las costumbres y las leyendas que creó la mezcla de tantas razas y culturas distintas. Se caracteriza por los pantanos -o como ellos dicen, el bayou- y la humedad, puesto que gran parte de las tierras de este estado se formaron a partir de los sedimentos depositados por el río Misisipi. 



Encontramos pocos nativos norteamericanos, muchos afroamericanos, algún que otro descendiente de españoles, aunque apenas quedan ya (actualmente hay más inmigrantes latinoamericanos), y los descendientes de los exiliados de Acadia en la segunda mitad del siglo XVIII, los cajunes, un grupo étnico con mucha fuerza en Luisiana, cuyo dialecto proviene del francés. 
Po'boy de gambas rebozadas
Algunos de los platos típicos que degusté en la distancia fueron: El po'boy o bocadillo de gambas rebozadas, los cracklings o torreznos cajunes, el étouffée (marisco con arroz) y el dirty rice, arroz blanco cocinado con hígado y menudillos de pollo.

Me metí tanto en el ambiente que, en cierta manera, durante esos meses parecía estar viviendo allí. Ahora, sin saber previamente de qué estado es una persona, la identifico enseguida, si es el típico cliché de Luisiana. Hace unas semanas así me ocurría con  los personajes de True Detective.
Aunque la narración de Lauren Kate me ayudaba, recorrí a través de Google Maps algunas calles de New Iberia y Lafayette que aparecen en el libro, para ver con más detalle lo que estaba describiendo la autora. Por ejemplo, averigüé que el restaurante donde trabaja el padre, Prejean's, existe realmente, o me escapé con Eureka a correr por los campos el día que no asistió a clase.
Roble perenne
La vegetación también es muy singular. Encontramos robles perennes, cubiertos de musgo, pacanos -las tartas de pacanas abundan-, cinamomos y glicina (wisteria en inglés).

Y por supuesto no puedo olvidarme de la música que me acompañó a lo largo de esta traducción. Por un lado, tenemos las canciones de los grupos y cantantes que mencionan en el libro, como Jelly Roll Morton, el trompetista Bunk Johnson o los conocidos y mágicos Fleetwood Mac; y por otro, música relacionada con Luisiana y el bayou, como esa alegre canción zydeco de Paul Simon o la clásica Jambalaya. Si os fijáis, cuando leáis el libro, he colocado los temas de la lista en orden según su aparición o relación con los capítulos. Hacia el final, para la escena en el barco con Brooks y la cantidad de agua que nos inundará después, elegí algunas piezas del compositor Roberto Cacciapaglia, cuyos títulos son muy sugerentes: Oceano, Wind Song, Wild Sea, Atlantis Garden... Pero un gran tema para cuando el mar se pone picado es Sail de Awolnation.
Nueva portada, edición de marzo 2014. Foto desde mi particular bayou en 2016
Antes comentaba que esta historia  tiene algo que ver con la Atlántida, pero no quisiera revelar mucho más
Me recuerda a madame Blavatsky
de esa sorpresa. Sin embargo, sí mencionaré que como en toda historia de fantasía me he topado con palabras inventadas para esa nueva realidad creada por Lauren Kate. Quedé fascinada por algunas referencias a lo sobrenatural, como la bruja madame Blavatsky, que por un momento pensé que se trataba de la auténtica fundadora de la Sociedad Teosófica, y su enigmático estudio de paredes negras y jaulas doradas con inseparables abisinios en el interior. Este personaje ayudará a Eureka, la protagonista, a traducir el libro que ha heredado de su madre; así, la bruja se convierte en traductora y ¡además escribe en tinta lila! Es uno de los personajes que más me ha gustado, como supondréis, y en especial me resultó gracioso lo que dice sobre las lenguas:

Las lenguas tienen árboles genealógicos complicados, ya sabes, matrimonios interraciales e hijastros; hasta bastardos. Hay innumerables escándalos en la historia de las lenguas, muchos asesinatos, mucho incesto.

La última lágrima salió a la venta en librerías el 20 de marzo. Aquí podéis ver el booktrailer que ha preparado Ellas de Montena, pero también os dejo el trailer en inglés de Penguin Random House a ver qué os sugiere:

Asimismo podéis consultar la página sobre Lauren Kate que ha creado la editorial española. Y si entendéis inglés y aún queréis saciar más vuestra curiosidad, en este vídeo la escritora habla sobre esta nueva serie.

Kate, Lauren. La última lágrima (Teardrop, 2013). Montena: Barcelona, 2014. Traducción de Noemí Risco Mateo.

18.3.14

Tráiler Maze Runner

Aquí tenéis el tráiler doblado al español de El corredor del laberinto, película que se estrenará en otoño de este año, basada en una de mis traducciones, el libro homónimo escrito por James Dashner, publicado en España por Nocturna Ediciones.

Póster de la película
Como oiréis en el tráiler en español, dicen "verducho", una de las palabras que me inventé, a partir de "greenie", por lo que estoy contentísima. Han consultado la terminología de mi traducción para el doblaje de la película, uno de mis mayores temores cuando anunciaron la versión cinematográfica. Espero que hayan mantenido también "laceradores", "cara fuco" o "pingajo" :) ¡Qué ganas de ir al cine a verla!

Tráiler en versión original:

10.3.14

Impresiones de Salamanca

Hace unos meses me escribió Eva Rubio para invitarme al I Encuentro Cultural Anual de Novela Juvenil y acepté encantada. Más tarde, a finales de febrero, cruzaría la península para participar junto a Carlos Fortea y Nieves Martín en una mesa redonda sobre traducción literaria, en la mismísima Universidad de Salamanca.
Catedral nueva y vieja de Salamanca
Me alojaron en el microhotel Placentinos, en pleno casco antiguo, ideal por su ubicación a pocos metros de la Facultad de Traducción y Documentación, donde iba a celebrarse el encuentro; y tuve la suerte de contar con unas horas libres para visitar una ciudad en la que nunca había estado, que resultó ser como un museo gigantesco. ¡Cuánta cultura e historia en cada rincón!

Al atardecer nos esperaban en la Librería Carletes para darnos la bienvenida a los ponentes que ya estábamos allí, Care Santos (con la que viajé desde Barcelona), César Mallorquí, David Lozano, Luis Jambrina, Carlos Fortea y yo. Una librería muy agradable, con una buena selección de tés, ideal para ese club de lectura que me dijeron que tenían.
Biblioteca histórica de la universidad

A las diez de la mañana del día siguiente se inauguraba el I ECAN y minutos más tarde empezaba la mesa sobre el fomento de la lectura para institutos, con una sala llena de alumnos de 4º de ESO de La Vaguada, en la que Care Santos, César Mallorquí, David Lozano, Carlos Fortea y Luis Jambrina hablaron sobre su experiencia de escritores, junto a Araceli García, profesora de la facultad, que moderaba la mesa. Una de las máximas que se repitió en esta conferencia y a lo largo de toda la jornada es que la lectura debe de ser un placer y no una obligación «como el planchar», según apuntó César, también conocido como El abominable hombre de las letras -me encantó el sobrenombre- y «el que dice que no le gusta leer es porque aún no sabe que le gusta», como dijo David.

Las traductoras en la prensa
Nos había llegado el turno a Nieves Martín Azofra, traductora de la segunda, tercera y cuarta parte de la serie Harry Potter, y a mí. La mayoría de estudiantes de secundaria había salido de la sala para entonces y los habían substituido alumnos de la universidad; aunque, si no me equivoco, había también alguna que otra persona de fuera, interesada en el tema. Carlos Fortea, presidente de ACEtt y traductor de alemán, moderaba la mesa. Nos presentó brevemente y dio paso enseguida al interrogatorio acerca de nuestra experiencia como traductoras. Al principio, los asistentes estaban algo cohibidos, pero no tardaron en lanzarle preguntas a Nieves. Todo un placer compartir la mesa con ella y yo misma, como lectora de Harry Potter y colega de profesión, le planteé un par de cuestiones; por ejemplo, si se había considerado traducir los nombres de las casas de Hogwarts o si la editorial le había facilitado un glosario con la terminología inventada usada en Harry Potter y la piedra filosofal para mantener la coherencia con La cámara secreta.
Salón de actos de la Facultad de Traducción
¿Qué preguntas me hizo a mí el público? Resultó haber entre los presentes un fan de Assassin's Creed que me preguntó si había jugado al videojuego y si había mantenido los nombres tal como aparecían allí. Por otra parte, dado que Dentro del laberinto está basado en un guión de cine, justo el caso contrario a las novelas de Harry Potter, dio mucho juego y surgieron unas cuantas preguntas referentes a la traducción de libros de los que también existe una película. Tal es el caso de El corredor del laberinto, otra serie protagonista de la conferencia, cuya versión cinematográfica se estrenará este próximo otoño. Al finalizar las preguntas, muchas personas se acercaron a la mesa para pedirle a Nieves su autógrafo, y, por cortesía de Nocturna Ediciones, regalamos los primeros capítulos de El corredor del laberinto firmados por su traductora, así como alguna que otra novela íntegra de la trilogía. ¡No había escrito tantas dedicatorias seguidas en mi vida! Me dejó una sonrisa en la cara la mujer que me pidió que le firmara tres libros de Assassin's Creed que le acaba de comprar a su hijo, o los chicos que me pasaban puntos de libro para que les pusiera algo. Seguro que entre ellos había más de un futuro traductor literario.
Otro momento emotivo de nuestra intervención fue cuando una de las asistentes valoró nuestro trabajo con unas bonitas palabras, que espero que podáis oír cuando los organizadores de ECAN suban a Internet los vídeos que se grabaron de las tres mesas. De momento, os dejo con la entrevista que Salamancartv les hizo a Eva Rubio y Carlos Fortea.

Eva Rubio, Blue Jeans, Carlos G. Miranda y Victoria Álvarez
Tras la comida, donde tuve ocasión de seguir hablando con Nieves y conocer a otra compañera de ACEtt, Belén Santana, empezó la tercera y última mesa, sobre adaptaciones cinematográficas, presentada por una magnífica maestra de ceremonias Eva Rubio y la escritora Victoria Álvarez, donde hablaron los protagonistas de la tarde, Carlos García Miranda guionista de El Internado y autor de Enlazados, y el fenómeno que esperaban todas las chavalas que inundaron la sala, Blue Jeans.
Unas jornadas que terminaron con una conversación con Victoria Álvarez donde descubrimos que a ambas nos gusta el metal y las crónicas vampíricas de Anne Rice, entre otras anécdotas divertidas, y sobre todo me animó muchísimo a cumplir ese sueño que tengo desde pequeña pero que me empeño en no desarrollar. Otro contacto de la noche fue Carlos García con el que hablé largo y tendido de Twin Peaks y me presentó a Javier J. Valencia.
Muchísimas gracias a Eva Rubio y Carlos Fortea por la invitación a este maravilloso encuentro sobre novela juvenil del que estoy segura que habrá una segunda edición. El trato fue estupendo y la compañía más que grata. Un placer haber conocido a todos los ponentes y a tantas personas interesadas en esta profesión que me entusiasma y de la que disfruto. Espero volver a veros algún día, pero mientras tanto nos leemos por aquí.
Traductores. Belén Santana, Noemí Risco, Nieves Martín y Carlos Fortea
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...