17.3.13

La cura mortal

A principios de 2013, salió a la venta el final esperado de la trilogía El Corredor del Laberinto. El mes que viene hará un año que comencé a traducir La cura mortal y los recuerdos del proceso casi se han desvanecido, por lo que he decidido, para las próximas novelas, apuntar los datos más curiosos de cada recorrido.

Desde hace tres semanas, Thomas vive en una habitación sin ventanas, de un blanco resplandeciente y siempre iluminada. Sin reloj y sin contacto con nadie, más allá de las tres bandejas de comida que alguien le lleva a diario (aunque a horas distintas, como para desorientarle).
Al vigésimo sexto día, la puerta se abre y un hombre le conduce a una sala llena de viejos amigos.
No se revela nada más que eso sobre el argumento en la contraportada y es preferible. Mejor descubrir por ti mismo este extraño final. Sí, a mí también me dejó con cara de "¿Y ya está?" y encontré el libro más flojo que los dos anteriores. No obstante, creo que James Dashner -al menos tengo la esperanza- ha usado esta novela de puente para lo que nos descubrirá en la precuela, The Kill Order, soltando algo de información para allanar el camino, aunque allí será donde por fin conteste a todas esas preguntas que llevan persiguiéndonos desde la primera página de esta serie. Esta carrera tiene que haber servido de algo, ¿no?
La otra gran noticia de este año es que por fin se confirman algunos actores de la película basada en la primera novela, que se estrenará en 2014. Los seguidores no dejéis de consultar su página en IMDb o esta web hecha por fans españoles, donde van subiendo las últimas novedades.
¿Qué música escuché durante La cura mortal
-Dark Entries de Bauhaus
-Afraid de Sarah Fimm
-Save a Place for Me de Tracy Chapman en el reencuentro de los amigos al principio.
Los seis discos de Qntal, cuya música me parece muy apropiada sobre todo para la entrada en el Palacio de los Raros. Es una escena desoladora.
Habían pasajes que me recordaban bastante a la sensación que me transmitió la película Soy Leyenda con Will Smith, no el libro de Richard Matheson, que me pareció muy diferente y que conste que me encanta este escritor.
Y no podía faltar otra gran distopía de la literatura y el cine, Blade Runner y su banda sonora compuesta por Vangelis.
Dashner, James. La cura mortal (The Death Cure, 2011). Nocturna Ediciones: Madrid, 2013. Traducción: Noemí Risco Mateo.

13.3.13

Doctor en Alaska

Qué mejor momento para hablar de esta serie que antes de que acabe el invierno. Cuando la estrenaron en la segunda cadena, a principios de los noventa, no vi ningún episodio entero, tan sólo recuerdo oír la musiquita de los créditos cuando la anunciaban, pero el año pasado vi unas cuantas temporadas. He de confesar que las dos primeras me gustaron especialmente, la llegada al pueblo del doctor, la presentación de los personajes, su toque surrealista... Pero en la cuarta comenzó a resultarme tediosa, no sucedía nada nuevo, se habían quedado estancados. Dejamos de verla en casa y curiosamente desaparecieron los episodios que quedaban por ver. ¿Alguien puede opinar del final?


El Dr. Fleischman tiene que ejercer su profesión en un pueblecito de Alaska durante cuatro de años por la beca que recibió para financiar sus estudios. Es de Nueva York y no se espera la pintoresca localidad en la que está destinado, Cicely (que en realidad es Roslyn, estado de Washington; supongo que de ahí el mural que aparece en los créditos). El impacto para un urbanita en un pueblo pequeño de montaña será bastante grande, lo que aportará bastante situaciones cómicas.
En la foto de arriba tenemos (de izquierda a derecha): Los que llevan el bar Brick, Holling y Shelley, arriba el de la radio y filósofo (menudos rollos se pega el tío por las ondas), abrazando a Maurice, un astronauta de la América profunda; Marilyn, la secretaria india del doctor, risueña y silenciosa, Ruth-Anne, que lleva una especie de mini supermercado, Ed, un chaval medio indio, apasionado del cine; Maggie, la casera de Fleischman, piloto y con la que el protagonista desarrollara una relación de amor-odio.


Me gusta lo presente que está la comunidad india en el pueblo, a diferencia de otros lugares de Estados Unidos o al menos la imagen que dan a través del cine o la televisión de su situación actual (finales del siglo XX, principios del XXI). Hay muchos episodios donde ellos son los protagonistas, por ejemplo, la tradición de los indios a arrojar tomates el día de Acción de Gracias y fue gracioso cuando el médico, que es judío, le explica a Ed con vehemencia que su pueblo fue expulsado y no tiene país propio, como si Ed fuera ajeno a ese problema. ¡Será que los indios americanos no sufrieron la invasión y colonización! También me gustaría destacar la referencia a cuentos o leyendas, como la del hombre oso, o el guiño a otras películas o series de televisión. El episodio dedicado a Twin Peaks estuvo genial.



El título original de la serie es Nothern Exposure aunque aquí decidieron traducirlo por Doctor en Alaska. Ese "exposure" ¿se refiere a que ha quedado expuesto al norte, que le han revelado el secreto del norte o que se está congelando en el norte? Buen juego de palabras en inglés.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...